Con el paso del tiempo, la técnica de cocinar al vapor se vuelve más común dentro de la cocina de numerosas personas, lo cual no es de sorprender, dado que los beneficios que puede ofrecer esta técnica, no solo son muy variados, sino también muy buenos.

Y por suerte, hacer uso de ella es tan sencillo como contar con una vaporera eléctrica, es decir, una máquina especialmente diseñada para ayudar a preparar diversas recetas al vapor de manera simple y rápida.

¿Qué ventajas pueden ofrecer las vaporeras eléctricas?

Comer saludable diariamente y sin necesidad de pasar mucho tiempo dentro de la cocina se encuentra dentro de las ventajas que es posible percibir al disponer de una vaporera, ya que consiste en un electrodoméstico que permite preparar alimentos sin grasa en poco tiempo y garantizando su sabor, color y frescura, al igual que sus nutrientes y propiedades.

Pero eso no es todo, ya que este electrodoméstico tan útil también ofrece muchas otras ventajas que conviene conocer, tal y como las que mencionamos a continuación:

La mayor ventaja de estos electrodomésticos consiste en que al no preparar alimentos sumergidos dentro de agua hirviendo, los mismos no se ablandan excesivamente, sino que logran mantener la mayor parte de sus propiedades nutricionales.

Permite lograr una cocción considerablemente más saludable, dado que no requiere el uso de grasas y/o aceite, sino únicamente el vapor de agua, por lo que resulta un aliado perfecto para quienes deben seguir dietas con un bajo aporte calórico y/o con restricciones de sal, ya que ayudan a conservar el sabor de los alimentos.

Asimismo, además de mantener su sabor, usar esta técnica para preparar alimentos permite que los mismos conserven su olor, color y también su textura, independientemente si son verduras, carnes, pescados o incluso frutas.

Diferencia de las vaporeras eléctricas con las manuales

Diferencia de las vaporeras eléctricas con las manuales

Las vaporeras eléctricas ayudan a preparar alimentos perfectamente cocidos en tan solo unos pocos minutos, además, ofrecen la posibilidad de cocinar en sus compartimentos aquellas guarniciones con las cuales se quiere acompañarlos.

Debido a que no tienen contacto directo con ninguna fuente de calor, las vitaminas de los alimentos no se degradan. Y es que pese a que el vapor de agua resulta caliente, lo cierto es que no resulta tan intenso, aunque sí lo suficiente para poder cocinarlos.

De igual modo, esta clase de cocción ayuda a evitar que los alimentos se peguen o se quemen.

Ofrecen la oportunidad de preparar toda clase de alimentos, verduras, pescados, carnes, etc.; al igual que diversos alimentos al mismo tiempo, lo cual no solo permite ahorrar tiempo, sino también energía.

Asimismo, resultan sumamente apropiadas para recalentar los alimentos, ya que evitan que los mismos se resequen y/o pierdan humedad.

En el ámbito estético, hay que destacar que las vaporeras permiten que los colores de los alimentos preparados en ella realcen, logrando que las comidas luzcan mucho más atractivas y, en consecuencia, también más apetitosas.

En relación a la limpieza que requiere esta clase de electrodomésticos, hay que señalar que la misma resulta bastante práctica y sencilla, debido a que al no usar aceite al momento de la cocción, luego no hay que limpiar recipientes pegajosos.

Basta con retirar fácilmente cualquier residuo y lavar a mano los compartimentos, usando agua y jabón, aunque también admite el uso del lavavajillas.

Permiten preparar diversos alimentos sin tener que utilizar demasiados utensilios de cocina, sino todo lo contrario; además ayudan a evitar que la cocina se manche con cada preparación.

Ahora bien, aparte de las ventajas anteriores, es igualmente preciso señalar que las vaporeras eléctricas destacan también por ser capaces de ofrecer otros beneficios específicos sobre la salud, dentro de los cuales es posible mencionar, por ejemplo, los siguientes:

  • Permiten tener un proceso de digestión considerablemente más simple y menos caro.
  • Debido a su modo de cocción, los alimentos preparados en vaporeras ayudan a regular con facilidad los niveles de colesterol, dado que no se requiere el uso de aceites.
  • Los alimentos al vapor ayudan a optimizar la apariencia de la piel al conservar sus vitaminas C y E, las cuales ayudan a eliminar las sustancias causantes del envejecimiento.
  • Ayudan a regular el peso, debido a que permiten preparar alimentos libres de grasas suplementarias, logrando así eliminar las calorías adicionales.