Para muchos, las mascotas son un miembro más de la familia y hacen lo posible para cuidarlas y darles todo lo que merecen.

Los perros en particular reciben un trato especial por tarde sus dueños, quienes no tienen ningún tipo de problemas al momento de mimar a sus mascotas.

Pero de forma lógica, tener un perro implica un gasto significativo. Por ser parte de la familia, las necesidades del perro se deben cubrir al igual que las de cualquier otro miembro.

Esto no implica solo cariño y atención, los perros también necesitan que se invierta en ellos dinero para adquirir diferentes productos para su cuidado y bienestar.

Sin importar su raza o proveniencia, los perros necesitan para su tranquilidad y cuidado, alimentación, productos de higiene, juguetes, medicinas y demás accesorios que los hagan sentir bien.

Sin contar con las consultas al veterinario para asegurar su salud, y por supuesto que todo esto cuesta dinero.

¿Cuáles son los principales gastos de un perro?

No se puede hacer un cálculo justo y exacto de los gastos que genera un perro, pero si se puede llegar a un aproximado calculado de forma independiente cada uno de los aspectos que se consideran importantes y en los cuales hay que invertir, teniendo en cuenta que la raza del animal influye un poco en las cifras.

¿Cuáles son los principales gastos de un perro?

La raza del perro determina ciertos factores que aumentan o disminuyen significativamente los gastos que se deben realizar en él.

Estos aspectos serían el tamaño, las enfermedades que podría sufrir y su actitud y comportamiento.

A esto se le suma la edad del animal, ya que las necesidades varían si es un cachorro, un adulto o si ya es anciano. Tanto es así, que se puede determinar que los primeros años de vida del animal, son en los que se generan mayores gastos económicos.

Alimentación

La alimentación del perro es uno de los factores que más gastos genera, a pesar de que varía según en tamaño y la raza del animal.

Según la cantidad de pienso que se necesite mensualmente, el precio del alimento puede ir de los 40 a los 80 euros.

Curiosamente, el pienso para cachorros es más caro, entre 70 y 100 euros, esto se debe a que es un alimento especial con los nutrientes necesarios para el crecimiento del animal.

También el pienso para los perros senior cuesta más, ya que este es un alimento especifico que pretende cubrir ciertas necesidades del organismo.

Si por algún contratiempo o condición de salud particular el perro necesita un alimento diferente, este puede ser de un precio aún mayor.

Veterinaria, higiene, seguro y microchip

Los gastos que se generan por las consultas veterinarias son aproximadamente de 25 a 35 euros, y a esta se le suman procedimientos recomendados como la desparasitación, que tiene un precio de 10 a 30 euros.

Además, las vacunas son obligatorias y ayudan a la salud y resistencia del perro, por ello se le debe aplicar vacunas para la rabia y la polivalente, que tienen un valor respectivo de 25 y 50 euros.

El baño del perro es recomendable para mantener su higiene y también su salud, por ello se debe hacer cada que visite al veterinario o la estética (de 30 a 60 euros) y si se hace desde casa debe invertirse en productos como el champú y los peines (de 10 a 50 euros).

A estos gastos generales y recurrentes, se deben sumar los gastos ocasionales que se genera si el perro se enferma o sufre algún accidente.

Muchos dueños optan por una póliza de seguro para perros que cubra estos gastos imprevistos, estos precios varían según la cobertura del seguro y la raza del perro, pero por lo general están entre los 30 y 90 euros.

Si se le agrega al animal un chip de rastreo en caso de extravío, se suma una cifra que va de los 40 a los 60 euros.

Juguetes, ropa y cama

Al igual que otro ser vivo, los perros necesitan distraerse, jugar y entretenerse, por eso son tan importantes los paseos y los juguetes.

Los juguetes pueden llegar a costar entre 5 y 30 euros, mientras que las correas y collares tienen un valor aproximado de 10 a 70 euros, lo que anualmente se traduce un gasto significativo en el presupuesto.

Si se invierte en camas se le suma la cifra de 15-60 euros, y si se compran tazones para la comida y el agua de perro pueden ser hasta 5-40 euros más.