Yo sí sanidad universal

0

Beth Muñoz (Fuente: Vallecas Va).— Un grupo de personas, que incluye profesionales que trabajan en el área de la salud y usuarios del sistema nacional de salud, ha organizado la campaña “Yo Sí, sanidad universal”. Nos llaman a la desobediencia civil contra el Real Decreto Ley 16/2012, que supone la exclusión de cientos de miles de personas del derecho a recibir atención sanitaria y el repago de medicamentos así como de ciertas prestaciones sanitarias.

En la página web de la campaña, www.yosisanidaduniversal.net, se pueden encontrar documentos como un análisis del Real Decreto o diversos manuales de desobediencia tanto para profesionales como usuarios. Además han elaborado un manual para grupos de acompañamiento a usuarios que actualmente están excluidos del servicio sanitario. Por otra parte, también hay espacio para testimonios reales de personas que ya están sufriendo las consecuencias de este desmantelamiento de la sanidad universal en España.

“Yo Sí, sanidad universal” lleva unos meses trabajando sobre el terreno, participando en talleres y charlas en centros de salud, hospitales, colectivos sociales y barrios para extender la desobediencia, solidaria y corresponsable entre profesionales sanitarios y usuarios y usuarias con y sin tarjeta sanitaria.

Desde esta plataforma se considera que el Real Decreto vulnera la Constitución Española y la Ley General de Sanidad de 1986, al imponer sin consulta social, y basándose en argumentos falsos, la retirada de nuestro modelo de Sanidad Universal por un modelo nuevo basado en el aseguramiento. Este cambio de modelo se está intentado justificar a través de un engaño: nuestro sistema sanitario se financia desde las arcas de la Seguridad Social, y por tanto solamente deben tener derecho a él las personas que coticen. Esto es falso, ya que la sanidad en España la pagamos todos y todas con nuestros impuestos: españoles y extranjeros, trabajadores y parados, con papeles y sin papeles. La pagamos todos con impuestos como el IVA y el resto de tributos indirectos. La división entre personas aseguradas y no aseguradas en base al nivel de renta y a la situación laboral es, por tanto, injusta e ignora el hecho de que todos contribuimos al sostenimiento del Sistema Nacional de Salud. Además conlleva que la asistencia sanitaria no esté garantizada. La inseguridad respecto a quién tiene derecho y a qué servicios, de qué cartera sanitaria y repagando cuánto, afecta también a personas nativas (parados de larga duración, personas que nunca han cotizado, jubilados…).

También se están creando grupos de acompañamiento que pueden realizar diferentes acciones conjuntas encaminadas a acompañar a las personas que se han quedado sin tarjeta sanitaria. Estos grupos están abiertos a cualquier otra acción en la misma dirección. Se están poniendo en marcha desde colectivos, asociaciones, agrupaciones e incluso pueden organizarse por cualquier grupo de personas interesado y que no esté participando en colectivo alguno. En la web  www.yosisanidaduniversal.net se puede encontrar el Manual de grupos de acompañamiento para usuarios.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply