“Yo no vendo nada que no me comería” entrevista a El Colmado

1

M.S.-Maribel lleva dedicada al comercio desde que tenía 18 años. Actualmente es la dueña de la tienda “El Colmado”, donde lleva ya 12 años.

¿Qué vendes en la tienda?

Estoy especializada en legumbre de calidad como la lenteja de la almunia, el garbanzo pedrosillano o las fabes asturianas. También fruta y verdura, buscando siempre lo más natural y lo mejor, que no esté fumigado y productos ecológicos. Respecto a las conservas rechazo todo lo que tenga conservantes y colorantes. O cafés (no torrefactos, que son cancerígenos)…

¿Y cómo sabes que la fruta y la verdura no están fumigadas?Pues porque son de árboles donde usan el procedimiento de las larvas, que suben al árbol y se comen el pulgón.  También tengo proveedores que tienen sus huertecitos y no usan pesticidas. Yo me fío de ellos, por ejemplo el lunes me van a traer unos repollos autóctonos.

Maribel, ¿tu alimentación diaria es así?

Sí, yo no vendo nada que no me comería. De toda la vida. El surgir de la tienda es porque yo siempre he querido productos naturales, que son difíciles de encontrar.

¿Cómo surgió la tienda?Al principio estaba más orientada a productos de gourmet y un día mi marido trajo un saco de patatas. Un clienta dijo “qué buena pinta tienen, ¿me vendes unas pocas?” y se las vendí. Y desde entonces me he dedicado a buscar la máxima calidad en cada uno de los productos. Yo exijo lo más natural y de calidad, por ejemplo tengo un queso que viene de la Sierra de Cartagena que está fermentado con moho, no sienta mal y está riquísimo.

¿Y cómo encuentras estos productos?Pues yo los busco, en las ferias y a vendedores particulares, yo pruebo todo. Mira, con los huevos llegué a perder clientes. Yo traía unos de granja muy hermosos, pero cuando aprendí de qué iba el O, 1… me di cuenta de que no eran tan buenos y los retiré. La gente no lo entendía. Ahora los que tengo son de corral de un conocido nuestro que montó una granja de gallinas porque estaba en paro y lo que les dan de comer son productos del huerto. Y también tengo huevo ecológico. La gente tiene que entender que una cosa es que esté bueno algo y otra es que sea bueno para la salud.

¿Qué tipo de clientela tienes?

Clientela fija, que vienen de todas partes, y gente nueva. Lo que me alegra es que cada vez viene más gente joven con sus hijos y les enseñan a comer bien. Eso es lo que más me satisface.¿Cómo podemos saber qué es bueno y qué no?

Hay que informarse. La gente tiene que leer más, a día de hoy hay mucha literatura específica de macrobiótica… Influye en la salud totalmente y podríamos prevenir enfermedades. El refrán de que “eres lo que comes” es verdadero totalmente.  De hecho es que se dice que los productos ecológicos no son buenos porque no les interesan a las multinacionales.
Que a día de hoy vienen bastantes contaminados. Yo personalmente sí los consumo pero en pocas cantidades y los compro lo más salvaje y ecológico. La gente no sabe por ejemplo que 8 almendras equivalen a las proteínas de un filete.  No hace falta comer tanta carne ni pescado. Ya sé que es caro, pero también son caros en las tiendas. Si la gente consumiese más lo ecológico bajaría de precio.¿Qué pasa con las carnes y los pescados?¿Qué dirías a la gente?

Que se informen, que ni los médicos saben ni dicen. Hay que aprender a consumir más legumbres, arroces, frutas y verduras u otros productos como el mijo, el amaranto, la quinoa, las algas… sobre todo por los niños.

 

 

Comments

comments

Share.

1 comentario

  1. Pingback: aspirateur pas cher

Leave A Reply