Xavi Sarrià (Obrint Pas) estará este sábado en Madrid y dara su apoyo al Ateneo Popular de Alcorcón

0

La música reivindicativa no sería nada sin Valencia: La Raíz, Los Chikos del Maíz, Mafalda…son grupos conocidos y seguidos en toda España, grupos que allá donde van llenas salas.

Estos cimientos fueron establecidos por bandas que hoy en día tienen ya el calificativo de míticas: Aspencat, La Gossa Sorda u Obrint Pas, grupos que no sólo dieron un paso adelante y comenzaron a realizar crítica social a través de la música en su lengua materna, sino que dieron lugar a un género propio y un modelo de éxito alejado del consumismo ciego de las grandes discográficas. Lo hicieron, además, en los 90, una época de dominio absoluto del capitalismo y del expolio hegemónico del PP.

En los últimos años, no obstante, esas bandas ponían punto y final a sus trayectorias, y aunque lo sembrado y regado por ellas no sólo ha mantenido la música valencià al mismo nivel, sino que la ha catapultado a lo más alto, sin duda esta quedó un poco huérfana de los referentes que establecieron ese camino.

Muchos de sus integrantes, no obstante, han seguido activos y combativos en otros campos, como es el caso del compositor y fundador de Obrint Pas, Xavi Sarrià.

Xavi exploró otras facetas creativas como la de escritor, con ‘Totes les cançons parlen de tu’, y fue unos de los fundadores de la editorial cooperativa ‘Sembra Llibres’. También participó como guionista en el documental ‘La batalla d’Amed, viatge al Kurdistan assetjat’, basado en el viaje que él mismo realizó junto a Feliu Ventura y Xavier Artigas (Ciutat morta) a Kurdistán, y dónde denuncian la dramática situación del pueblo kurdo que occidente silencia.

No obstante, un músico de la talla de Xavi tarde o temprano echa de menos su elemento, por lo que después de cinco años de parón ha decidido volver a los escenarios con su primer disco en solitario, ‘Amb l’esperança entre les dents’. Un disco que mantiene la esencia de Obrint Pas, pero con un sello muy personal. Su disco, por cierto, lo podéis comprar y descargar de forma gratuita en la web de la discográfica colectiva Propaganda pel Fet!

La gira de presentación de ‘Amb l’esperança entre les dents’ arrancó el 8 de Noviembre y ha pasado ya por Barcelona, Valencia, Manresa, Galicia y Mallorca. Mañana estará en Madrid junto a otro de los grandes grupos de la música catalana, Pirat’s Sound Systema.

Xavi también estará acompañado de los ocho músicos que le acompañan en su gira, algunos de ellos procedentes de grupos de la talla de La Gossa Sorda, Tashkenti o Balkan Paradise Orchestra.

No sólo nos brindarán una noche de buena música, sino que seguirán construyendo poder popular y colectivo y ayudando de forma solidaria a todo aquel movimiento que trabaje por el procomún, algo fundamental en unos tiempos en los que los de arriba intentan desunirnos.

Es por ello que una parte de la recaudación de mañana será donada al Ateneo Popular de Alcorcón con el fin de hacer frente a los 35.000 € en multas con los que nuestro alcalde, David Pérez, intenta ahogar cualquier voz crítica en este municipio. Un gesto altruista por el que los movimientos alternativos de Alcorcón estaremos siempre agradecidos y que os animamos a devolver mañana asistiendo a la Sala Moon (Puedes comprar tu entrada en el siguiente enlace)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Asimismo, Xavi ha sacado un hueco en su más que apretada agenda para hablar con Ágora Alcorcón:

En primer lugar, quisiéramos darte las gracias por concedernos esta entrevista y, sobre todo, por apoyar al Ateneo Popular de Alcorcón donando parte de la recaudación del concierto para el pago de las abusivas multas puestas por parte del alcalde de nuestro municipio, David Pérez.

¿Después del parón de 3 años vuelves a la música en solitario? ¿Había mono?

Antes de nada, es un orgullo colaborar con el Ateneo Popular de Alcorcón. Tengo muchos amigos allí y sois referente en lucha vecinal y comunitaria en una situación complicada.

Bueno, más que mono tenía la necesidad de hacer canciones. Hacía cinco años desde mi último disco con Obrint Pas y necesitaba componer. Las canciones siempre han sido mi refugio y me vinieron solas. Sin planear ningún proyector en concreto, decidí ponerme a componerlas en serio. Con el tiempo vi que estaba empezando a hacer un disco. Para mí era raro porqué nunca había hecho un disco en solitario, pero pensé: ¿por qué no?

Así, sin planearlo, es cómo empezó a gestarse el disco, que he tardado dos años en terminar.

¿Y tu carrera como escritor? ¿Seguirás colaborando con Sembra Llibres?

Sigo en la cooperativa trabajando con libros. Me encantan y me gusta más aún escribirlos. Por esos digo que el disco es una continuación de los libros: todos está relacionado y de todo aprendo. Habrá más libros y discos, espero.

“Amb l’esperança entre les dents” sigue la línea reivindicativa y combativa de Obrint Pas en sus letras y el mestizaje en lo instrumental. ¿Qué tiene de diferente esta nueva andadura con respecto a Obrint Pas?

Con Obrint Pas todo era un trabajo más colectivo. Aunque yo escribía las letra, hablaba con esa voz colectiva. Este disco es más personal en ese sentido, porqué he intentado hablar de cosas de las que nunca había hablado. Aunque es un disco que sigue hablando de lucha, también nos recuerda que somos frágiles, que necesitamos cuidarnos, crear comunidad, ser fuertes tejiendo redes de apoyo mutuo. También en lo musical he intentado abrirme hacia nuevos caminos. Es evidente que la esencia de todo es la de Obrint Pas, porque yo sigo siendo el mismo, pero ahora he intentado incorporar la experiencia y vivencias acumuladas durante todos estos años.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cantar en solitario y no como parte de un colectivo?

Con el grupo te arropas más entre todos, te sientes más protegido. Aún así, en este disco he tenido la suerte de contar la colaboración de mucha gente que me ha echado una mano. También de Obrint Pas, como Miquel Gironès, que me ha ayudado e incluso ha colaborado en la grabación.

Obrint Pas, Aspencat, La Gossa Sorda…estos últimos años hemos asistido al final de algunas de las bandas más míticas del panorama valenciano. ¿Crees que esto es una crisis o más bien un cambio de ciclo?

No es una crisis, es un cambio de ciclo. Somos grupos que empezamos en los años noventa, que compartíamos una generación, que crecimos juntos como personas en los escenarios. Era una época en que había pocos grupos en catalán. Éramos una escena muy reducida y silenciada que año tras año empezó a ganar fuerza gracias a la red de resistencia que implementamos colectivamente en el País Valencià. Una red desde abajo y que actuaba a pesar del boicot de las instituciones valencianas y el silencio de los medios públicos. Ahora todo ha cambiado muchísimo. Parecia imposible. Y es un orgullo ver tantos grupos jóvenes que ya son nuevos referentes. Nosotros ya no tenemos dieciséis años como cuando empezamos a tocar…La renovación siempre es necesaria.

En este nuevo disco hay varios temas donde te animas a explorar nuevos terrenos, como el del rap. ¿Te has influenciado en la nueva escena de grupos valencianos, los cuales a su vez se inspiraron en Obrint Pas? ¿De qué nuevos grupos bebes?

Ya hacíamos rap guitarrero cuando empezamos a tocar. Nos gustaba explorar muchos estilos y nos marcó grupos como Negu Gorriak y esos de ‘sustraia, rock, rap, reggae!’. De hecho, Negu Gorriak, fueron nuestros maestros. Ahora me ha atraído este estilo para probar nuevas rimas, nuevas maneras de estructurar las letras, pero vaya no es rap ni mucho menos, sólo son pinceladas. Y claro que también me influencian los grupos de ahora: són muy buenos.

En tu disco das cierta visibilidad al mensaje feminista con “Atrevir-te” o “Quan cau el sol”, contando además en la primera con la colaboración de un referente como Sara Hebe. ¿Crees que el feminismo es una tarea pendiente tanto en el terreno de la música como de la izquierda?

Sí, sin duda, y tenemos que hacer mucha autocrítica en ese sentido. Las mujeres empiezan a tomar los escenarios gracias a la potente lucha feminista que ha hecho una gran campaña en este sentido. Nosotros, en el disco y en directo, somos una banda de mujeres y hombres. Pero, como sabes, el tema no es solo visibilizar: es mucho más profundo. Tenemos que combatir la cultura patriarcal cada día.

Después de tantas décadas de una Valencia derechizada, parece que las tornas políticas han cambiado. ¿Cuál crees que ha sido la influencia de los movimientos sociales y grupos musicales como Obrint Pas en este cambio?

Creo que la música ha jugado un papel muy importante en la resistencia cultural en el País Valencià. Y lo ha jugado junto con los movimientos sociales. En los años noventa, con la grandes mayorías absolutas del PP y en el marco de la nueva globalización capitalista, se creó una red de resistencia de entidades, colectivos, asambleas que defendían otro modelo social, económico y cultural. Una red que tenía la defensa de la lengua propia cómo elemento vertebrador. Fue gracias a esa red que grupos cómo Obrint Pas pudimos salir adelante y contribuir a difundir ese otro modelo así como reconstruir el relato de la vencidos. Y todo, como decía, a pesar el boicot institucional y el silencio de los medios públicos. Pero hoy día, la escena en valenciano es veinte veces más potente de lo que era entonces. Esa es nuestra victoria colectiva.

Estamos sufriendo un aumento claro de la ultraderecha en estos últimos meses. El 9 d’Octubre pudimos ver la agresión de grupos de ultraderecha a los asistentes del movimiento a favor del Valencià. ¿Cómo crees que podemos atajar este problema?

La extrema derecha ha disfrutado de impunidad en València desde el franquismo y la reforma del régimen. En los setenta se les dio libertad para atacar a toda la izquierda en lo que se llamó la Batalla de València, con atentados en manifestaciones y agresiones de todo tipo incluyendo el asesinato de Miquel Grau. Durante los ochenta y noventa siguieron disfrutando de impunidad con el asesinato de Guillem Agulló, artefactos explosivos, palizas, etc. Esa violencia fascista ha seguido impune en los dos mil. A pesar de todo eso no han conseguido su objetivo: atemorizarnos y que nos quedemos en casa. El 9 de octubre todo el mundo vio esa impunidad de los nazis en las calles, a plena luz del dia y con la cara descubierta. O la vio de nuevo… Pero se reaccionó rápido y a las pocas semanas se organizó una gran marcha que llenó con miles de personas el centro de València. Fue impresionante ver tanta gente gritando que nuestras calles serán siempre antifascistas.

Para terminar, ¿qué le dirías a los madrileños para que asistan este sábado a tu concierto?

Les diría que vivirán un concierto con energía y sentimiento. Con una gran formación compuesta por personas con mucho corazón y bestias de la música. Está Bolu, el batería de La Gossa Sorda: Mila y Maria, la trompetista y la trombonista del grupo Balkan Paradise Orquestra; Pau y Joan, el acordeonista y percusionista del grupo Tashkenti; la potencia de Clàudia Key Day; Diego, el bajista de los Calmoso Black Fang y Tato James, una animal de la guitarra. La verdad es que me flipa como tocan. Repasaremos nuevas y antiguas canciones, mías y de Obrint Pas, con la pasión del primer día.

Muchas gracias por tu tiempo y nos vemos este sábado.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply