VENEZUELA: LA REVOLUCIÓN DE LOS COMUNES

0

Ajerwoody.- En España resulta muy difícil poder debatir, e incluso informar, sobre el  Proceso Revolucionario de Venezuela, a causa de la tendeciosidad de los medios de comunicación españoles. Para poder entenderlo, es indispensable conocer los antecedentes que han dado lugar a este proceso.

En los primeros días del mes de febrero de 1989, el Presidente Carlos Andrés Pérez decreta  un programa  auspiciado por el FMI llamado “Paquete económico”, que provocó  un ajuste brutal de la economía, perjudicando claramente a las clases populares. El día 27 de febrero de 1989 se produce lo que se denominó “EL CARACAZO”, un levantamiento popular, que fue duramente reprimido por el Gobierno Socialdemócrata de Acción Democrática. Según las cifras oficiales hubo 350 muertos y 1.500 heridos, pero otras fuentes afirman que fueron más de 3.000. El 4 de Febrero de 1992 se produce una intentona golpista de jóvenes oficiales de las Fuerzas Armadas, que habían sido obligados a enfrentarse a clases populares en los sucesos de 1989. Uno de ellos era Hugo Rafael Chávez Frías.

Estos sucesos son el catalizador que hace que nazca la necesidad de un sujeto histórico que aúne las ansias de transformación de las clases populares. En las Elecciones de 1998, Hugo Chávez se presenta a las elecciones, ganándolas y siendo elegido Presidente. Este es el momento en que las clases populares ven en la dirección de su país a uno de los suyos, un hombre del pueblo, que no es un político profesional, por eso las mayorías excluidas se identifican con él. Sigue ganando elección tras elección: 13 de las 14 que se han celebrado, incluyendo un referendum revocatorio, con el 75% de los medios de comunicación en manos de entidades privadas. Esto solo se puede conseguir si se tienen en cuenta los logros en materia de ampliación de derechos sociales y económicos de las clases más desfavorecidas. La  pobreza ha pasado del 70,8% (1996) al 21% (2010). Hasta el momento 2,1 millones de personas han recibido pensiones de vejez, mientras que antes del actual  gobierno sólo 387.000 personas recibieron pensiones.

La educación es uno de los elementos determinantes para el gobierno bolivariano, dedicando para ella más del 6% del PIB, Venezuela es el tercer país de la región que más lee, el 72% de los niños asisten a guarderías públicas, el 85% de los niños en edad escolar asisten a la escuela. Antes del gobierno de Chávez en 1998, el 21% de la población estaba desnutrida. Ahora Venezuela ha establecido una red de distribución de alimentos subsidiados con tiendas de comestibles y supermercados. Mientras que en 1980 se importaba el 90% de los alimentos, hoy el porcentaje es menor del 30%. Durante los 13 años de gobierno bolivariano se ha ido construyendo una infraestructura industrial y agrícola equivalente a los 40 años de gobiernos anteriores. El desempleo ha bajado del 11,3% al 7,7%, la deuda pública se ha reducido del 20,7% al 14,3% del PIB y el florecimiento de cooperativas ha fortalecido a las economías locales. (“Los logros de Hugo Chavez y la Revolución Bolivariana” Carlos Muntaner, Joan Benach, María Paez Víctor. Revista Sin Permiso).

Pero evidentemente existen insuficiencias en este proceso, como las ineficiencias en las infraestructuras públicas, y sobre todo el problema de la inseguridad que destruye el tejido cultural y social en que deben arraigar los valores socialistas y democráticos. Para que esta revolución madurase, Chávez supo escoger, dejando atrás el camino de las armas, el convencimiento, el coraje de su pueblo y el aparato legal y político de las democracías liberales (Constitución, partidos, leyes, tribunales, participación y soberanía).

Como él manifestó en una entrevista: “Bertolt Brecht dijo aquello de que los que luchan toda la vida son los imprescindibles. Desde ese punto de vista yo soy un luchador de toda la vida. Y sería uno de los imprescindibles. Pero no lo soy. Ahora, más allá de lo individual, cuando se habla de imprescindibles podríamos buscar una palabra más aplicable a la política. Prefiero hablar de las condiciones necesarias y de las condiciones suficientes. Lo que soy es producto de unas circunstancias históricas”.

 

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply