Una en una buena alimentación se hace imprescindible para tener nuestro sistema inmunológico en óptimas condiciones

0

J. Fdez.- Según plantean muchos estudios, las comunidades vegetarianas sufren menos tumores cancerosos que el resto de personas que consumen carne y pescado habitualmente. También hay otro estudio, según la Universidad de Heidelberg, que reveló que los vegetarianos que consumen carne o pescado esporádicamente, sufren todavía menos tumores que los vegetarianos estrictos.

A nivel de prevención no debemos prescindir de la carne por completo.No obstante, debe potenciarse la capacidad del organismo para que pueda destruir sus propias células cancerosas, y eso conlleva una dieta adecuada y unos hábitos saludables.

Lo mejor sería seguir una dieta compuesta por productos vegetales, complementándola de vez en cuando, con carne (excepto de cerdo) y, sobre todo, pescado (preferiblemente azul).

Alimentos naturales

Una alimentación sana y equilibrada es imprescindible para nuestra salud

 Unos consejos útiles en relación a la dieta, son:

Usar ingredientes naturales y preferiblemente ecológicos, de la máxima calidad posible.

La ingestión de agua natural, fuera de las comidas, favorece la excreción y limpieza del organismo.

La verdura consumida preferentemente cruda. Si no hay otra opción, cocinarlas al vapor.

Consumir frutas y verduras de temporada.

Escoger productos integrales mejor que refinados (cereales, harinas y arroz).

Evitar completamente los productos curados, ahumados, preparados, precocinados y embutidos de todas clases (incluyendo las salchichas).

Evitar el azúcar refinada. Una dieta equilibrada ya contiene azúcares suficientes. Para endulzar, es mejor la miel, estevia, agave y sirope de arce. Los edulcorantes artificiales están bajo sospecha (aspartamo, sacarina,..).

Ir a dormir con el estómago lo más vacío posible y no llenar el estómago en las comidas.

Consume diariamente alimentos ricos en antioxidantes como el beta-caroteno, vitaminas C y E, ácido fólico, selenio, zinc. Las vitaminas, minerales, proteínas y nutrientes son usados por el organismo gracias a las enzimas. Las enzimas también actúan contra los radicales libres. El sistema inmunológico las necesita también para llevar a cabo sus funciones defensivas. Si se produce una bajada en el nivel de enzimas del organismo, el sistema inmunológico queda debilitado.

Es muy aconsejable evitar el uso de de ollas, sartenes y utensilios de cocina, fabricados en aluminio, cobre o con recubrimientos que se van deteriorando. Lo mejor es el barro, la cerámica y el acero inoxidable.

Al cocer los alimentos a temperaturas superiores a 48 ºC, se produce la destrucción de las enzimas. Es por ello que se recomienda tomar los vegetales crudos y en estado natural.

Uso de plantas que estimulan directamente el sistema inmunológico, como el muérdago, uña de gato, equinácea y aloe.

Que no te falte en tu dieta el ajo, cebolla, algas wakame, arroz, batata, calabaza, zanahoria, brócoli, cebada, cebolla, col, brécol, coles de bruselas, coliflor, higos, alubias, fríjoles, garbanzos y lentejas, limón, lima, semillas de lino, manzana, melón, sandía, uvas, nabo y tomate.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply