UN DOMINGO EN EL IKEA La lucha de los trabajadores de las grandes superficies comerciales

0

Trabajadores de Ikea manifestándose en Barakaldo. Fuente barakaldodigitalPARA WEB

El mundo actual nos muestra  “Una sociedad del Bienestar” basada en el consumo, identificada con el consumo y autojustificada por el consumo. Trata de que en todo momento de nuestra  existencia nos identifiquemos con  él.

Nos despoja de nuestra condición de ciudadano para convertirnos en meros consumidores. Nos roba nuestros momentos de ocio y descanso  y los transforma en tiempos de mercadeo.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) ha tenido siempre este pensamiento presente, dedicando grandes sumas de dinero para presentar en los medios de comunicación la apertura de los domingos y festivos como una necesidad para la ciudadanía.

Estas normativas solo benefician a las Grandes Superficies Comerciales. Destruyen el pequeño comercio. Impiden la conciliación de la vida familiar y laboral de los trabajadores a su servicio.

No comprar  en Domingos y Festivos es el gesto de solidaridad  que reclaman los trabajadores de  los Grandes Centros comerciales en su lucha por unas condiciones  dignas en sus puestos de trabajo.

Las sucesivas reformas laborales hechas por los distintos gobiernos de la Nación y de la Comunidad Autónoma de Madrid han ido destruyendo todos los derechos de los Trabajadores. Se permite a los empresarios  reducir las horas de los contratos de trabajo, bajada de Salarios, despidos, modificación de horarios y turnos , cambio de días de libranza, aumento de horas de trabajo ganando el mismo salario, trabajar gratis los domingos.

Pero no nos creamos que se pararán ahí, estos nuevos esclavistas buscarán otros métodos  para seguir explotando a los trabajadores.

Exigirán con la ayuda de los medios de comunicación mercenarios  y de los gobiernos canallas que se les permitan los  contratos sin horas. Este tipo de contrato se está utilizando en  el Reino Unido en empresas como McDonald´s.  Estos contratos no especifican las horas de trabajo semanales dejando al capricho del empresario la facultad de poder mandarte a casa  en cualquier momento de la jornada.

Este es el futuro que nos tiene reservado este “Maravilloso Sistema”, la vuelta al mundo que nos contaba Charles Dickens en el Siglo XIX.

Colaboremos en la lucha de los trabajadores del Comercio, en la lucha contra estos nuevos esclavistas no comprando los Domingos y Festivos  en estos grandes establecimientos”

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply