Spam de Podemos por redes sociales

0

Finalizando la campaña electoral de las primarias de Podemos

@icose: Bueno, todos los medios de comunicación han encontrado una excusa para realizar alguna crítica a Podemos durante su campaña de primarias. Como no, nosotros no podemos ser menos. Aunque planteamos un punto de vista constructivo, pues no queremos interferir en la democracia interna de ningún partido.

Me parece que por la dirección web de este artículo está perfectamente claro sobre que punto voy a reflexionar. Los mensajes personales que los candidatos están enviando de manera bastante indiscriminada por Twitter.

Sí, bueno, esto no es el paradigma de la originalidad habiendo salido hace dos días por televisión en el programa de Wyoming, cómo muchos candidatos a las primarias están enviando de manera indiscriminada mensajes a los posibles simpatizantes y a usuarios de la red que muestren interés en la política y/o Podemos.

Al recibir un mensaje de Miguel Urban, Andrea Levy (me chirrían los dientes solo de citarla) dijo, “¿Hay algo mas capitalista que el spam?”. Bueno, este razonamiento me parece correcto (aunque viene de quien viene). En cualquier caso existe otro que es, – a los del PP les tiene que estar ardiendo la sangre solo de ver como usamos sus armas neoliberales contra ellos -.

También me parece interesante y podría decir que divertido. Lo que pasa aquí es que recibo el siguiente mensaje por “tuiter”:

spam enviado via twitter por teresa rodriguezMe parece bien que se interese por mi voto. Pero, ya la he votado y en esto hay dos cosas que me resultan incómodas:

  • Si ya sigo a esta persona en twitter es porque voy a andar pendiente de lo que hace, no necesito que me pida el voto. Ya se encarga mi sentido crítico de reflexionar y escoger o no si depositar mi confianza en las personas que sigo.
  • Es una tarea de spam sin ninguna clase de control. Yo puedo aceptar de buen grado un mensaje personal en el que me pida el voto, si me lo manda por un interés directo en mí. Aquí lo que hay es un envío masivo e indiscriminado de mensajes previo pago, sin haberse solicitado de antemano.

Esto se puede plantear como la recepción de boletines (newsletter en castellano), antes de recibirlo tengo que haber dado permiso para que se me envíe. El tema de las redes sociales es muy distinto, puedes enviar mensajes sin ningún tipo de permiso, es como el que habla en un bar. Y a no ser que te tomes la molestia de bloquear un perfil, no tienes forma de evitarlos. Hay personas que han recibido decenas de estas misivas.

Se presenta un planteamiento ético. Me parece muy interesante usar armas neoliberales contra sus mayores apólogos, en nuestro entorno el PP. No se si es muy grato, coherente y anticapitalista dar dinero a la red de empresas que conforman el “gran hermano” (Google, Facebook, Twitter,…) en concepto de publicidad. Aunque nosotros mismos usamos una pequeña campaña en Facebook para #agoravuelve, nuestro regreso de la versión de papel tras un periodo de reconstrucción. Es opinable como de ético es esto, el envío de mensajes vía redes sociales.

Por suerte en este caso concreto de saturación de mensajes personales no deseados (Vistalegre II) finalizará en 45 minutos. Con lo que me tengo que dar prisa en publicar antes de caer fuera de plazo.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply