Séptimo día de acampada de Lidia y Santi frente a la Junta Municipal de Carabanchel: “Voy a seguir aquí con mi lucha, porque llevo 15 años solicitando una vivienda en IVIMA”

0
Acampada Carabanchel

Acampada frente a la Junta de Distrito de Carabanchel pidiendo una solución para Lidia y Santi

Visitamos a Lidia y Santi en su séptimo día de acampada  frente a la Junta Municipal de Carabanchel. Son las doce de una bochornosa mañana de domingo. Varios niños corretean y juegan con la pelota en la Plaza de Carabanchel poniendo la nota de color a un cielo plomizo. Entre ellos es imposible no destacar uno de los hijos de Santi y Lidia. El pequeño, risueño e inquieto, reacciona con entusiasmo al tintineo de las campanas de la Parroquia de San Sebastián sacándonos una inevitable sonrisa. 

Lidia comienza a relatarnos su caso: “Fidere es un fondo buitre que no negocia, que no hace alquileres sociales, se niega a hablar, se niega a recibir correos…“. Nos cuenta la angustia que pasaron los días previos al desahucio con furgonetas de la Policía Nacional preparando el desalojo dos días antes. Una presión también telefónica: “me han llamado por teléfono, tanto la trabajadora social como la Policía Nacional de aquí de Padre Amigo para decirme que abandonara la casa que iban a ir, que sí o sí iban a hacer el desalojo”

Han pasado doce días desde el desahucio.  Después del desalojo la familia fue atendida por el Samur social durante cinco días. Desde el lunes 19 de junio llevan acampados frente a la Junta de Distrito de Carabanchel en busca de una solución.

Hasta el momento las únicas posibilidades que les han dado son: una habitación compartida para los seis miembros de la familia, un piso en San Cristóbal con un dormitorio por 300 euros al mes o una casa en Valmaqueda, a 75 kilómetros de Madrid, algo que provocaría un problema de desarraigo para la familia carabanchelera.

Lidia  asegura que su “lucha es un alquiler social, una vivienda publica” mientras, explica, la concejala que la ha atendido dice que “se pone en mi situación que me entiende, pero que no hay viviendas“.  Lidia asevera: “sabemos perfectamente que hay viviendas vacías. Yo hasta que no me den alguna solución no me voy a mover. Me da igual un mes, dos, tres meses, cuatro… Voy a seguir aquí con mi lucha, porque llevo 15 años solicitando una vivienda en IVIMA y nunca me han adjudicado nada ni he entrado en algún sorteo, nunca he tenido esa facilidad de optar a vivienda pública.

De momento la familia ha aguantado una dura semana de altas temperaturas y tormentas, pero no se rinden. Seguirán acampando y recogiendo firmas en la Plaza de Carabanchel hasta poder tener un hogar digno.

Video y fotos: Alberto Astudillo

Comments

comments

Share.

Leave A Reply