RESEÑAS CULTURALES: Cien años de soledad (Gabriel García Márquez)

0

Antonio Utanda López.- Hay obras, y sin duda la que nos ocupa hoy es una de ellas, a las que por universales, conviene regresar periódicamente, y más aún si el tiempo y la vida comienzan a dejar claros en el cada vez menos frondoso bosque de la memoria. En la obra que la Editorial Diana publicó con el cambio del último siglo en su vigésimo séptima edición, es de agradecer la falta de presentación o prefacio en las primeras (y últimas) páginas, porque si suele ser apetecible información previa o complementaria a la lectura, en este caso accedemos diréctamente, sin contaminación ni condicionamiento alguno, a una obra pura en sí misma, además de que poco se puede decir ya que no se haya dicho antes, de la que para muchos es la obra cumbre de la literatura latinoamericana.

Nos encontramos ante una historia de imágenes de fuerte contenido estético y visual (como la del exterminio y posterior olvido de los trabajadores), que permanecerán en la mente del lector durante mucho tiempo. El lector podrá también sentir cómo la pantanosa humedad paludítica cala hasta los huesos y el sabor a tierra y cal, se aloja en el paladar. El paso del tiempo, verdadero protagonista, se refleja en la casa, pero trasciende las dimensiones del negro sobre blanco haciendo que el propio libro parezca envejecer al mismo tiempo que el escenario de la obra. Por otro lado, el descubrimiento que supone la experimentación “a lo grande” del realismo mágico, es una de las vertientes más disfrutadas en tanto que el logos está presente dotándolo de plenitud.

No sólo es una obra para todos los tiempos, es la obra que condensa el tiempo y lo cristaliza en unas páginas inolvidables, eternas. No lo dudéis, Aureliano Buendía os espera frente al pelotón de fusilamiento.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply