La Red Estatal Contra el Alquiler de Vientres se movilizará el sábado 6 de mayo a partir de las 12.00 contra un evento para promover y ofertar esta práctica

0

Concentración contra la mercantilizacion de la mujerLa recién constituida Red Estatal Contra el Alquiler de Vientres (RECAV) ha convocado este sábado 6 de mayo a partir de las 12:00 una concentración para mostrar su profundo rechazo a la realización del “Surrofair Madrid 2017”. El evento se celebrará los días 6 y 7 de mayo en el Hotel Weare Chamartín y tendrá como objetivo promover, explicar y ofertar servicios de alquiler de vientres.

Desde Ágora Alcorcón nos hemos puesto en contacto con la Asociación Grupo de Acción Feminista de Alcorcón (GAFA) para que, como colectivo integrante de la RECAV, nos expliquen los motivos para asistir a la concentración y rechazar la práctica de la Gestación Subrogada. Para ello entrevistamos a la portavoz de GAFA en la RECAV elegida por consenso de sus compañeras.

Ágora Alcorcón: ¿Qué impacto tiene sobre la mujer una práctica como la Gestación Subrogada?

GAFA: Es una práctica que con muchísima frecuencia conlleva desórdenes psicológicos y hormonales en la mujer que va a gestar. Debe llevar a cabo varios ciclos de evaluación donde se prepara al útero para poder sincronizarlo con los óvulos maduros que van a ser fecundados (que pueden ser de la mujer gestante, de la mujer contratante o de una donante). La madre de “alquiler” debe hormonarse con estrógenos para preparar al endometrio para la futura transferencia de los embriones que han sido fecundados in-vitro. Si los óvulos son de la mujer que va a llevar a cabo el embarazo se debe además, preparar previamente para la extracción de los mismos. El número de embriones a transferir en numerosas ocasiones no es pactado si no que queda a decisión de los padres intencionales y del personal médico, pues a mayor número de embriones transferidos mayor es la probabilidad de éxito. Pero claro, a ellos nos les interesa hablar de que también se multiplica el riesgo en la mujer que puede ser incluso la muerte.

La práctica de la gestación subrogada, porque no es una técnica, es una mala práctica de un ciclo que es biológico.

Hay entrevistas desgarradoras a mujeres que habían sido madres por esta práctica. Tras su experiencia algo les decía que lo que habían hecho no era correcto, se sentían utilizadas así como que les habían arrebatado una parte de sí.

¿Y sobre el menor gestado?

Si hablamos del interés superior del menor hay que hablar de las consecuencias y del impacto que puede tener a nivel del desarrollo evolutivo neuropsicológico y social. El vínculo generado tras nueve meses de embarazo es indiscutible, pero también debiera preocupar el impacto que puede generar el saber que se pagó y utilizó a una mujer para su gestación y nacimiento y que su origen ha sido negado.

Hay quien dice que adoptarían pero que la adopción es muy cara y larga…

La adopción es un proceso de filiación cuyo objetivo es poner a salvo a las y los menores que están en situación de vulnerabilidad. La adopción otorga el derecho a una familia y a una vida digna a quienes por diferentes circunstancias sus padres y madres biológicos no pudieron ofrecerles.  Quien de verdad piense que la adopción es un proceso largo que se ponga a pie de calle y de las instituciones pidiendo más transparencia y agilidad en los procesos de adopción. ¡Vamos a luchar por que las adopciones y los acogimientos sean más rápidos!

Además, la Gestación Subrogada no es más barata que la adopción, son argumentos que esconden lo que realmente hay en muchos de estos casos: la necesidad de un varón de  perpetuar su estirpe. No le mueve el deseo de dar amor o formar una familia, si no de demostrar su potestad patriarcal. Hay claros ejemplos en algunos famosos. Con su dinero sacian su narcisismo.

¿Qué le dirías a la gente que habla de esta práctica para defender el derecho a ser padre o madre?

Ante todo hay que dejar muy claro que ser madre o padre no es un derecho. Es muy legítimo querer serlo pero no se puede exigir. Es un deseo que, si puede cumplirse sin utilizar a terceras personas bien, si no, quizá sería más interesante plantearse el realizar terapia. Que nosotras sepamos nadie muere por no tener hijos.

Imaginemos que el día de mañana nos permitieran comprar el derecho al voto, por ejemplo, ¿no sería un fraude para la Democracia? una barbaridad no? Y, ¿si nos exigieran renunciar al derecho a sindicación?, ¿no sería una vulneración de los derechos laborales? Defendemos que los derechos de las mujeres no puedan ser objeto de transacción, vulnerarlos nos lleva a pensar que nuestros derechos son menos importantes que los que afectan a los hombres.

Sobre las parejas homosexuales y Gestación Subrogada

Nos transmiten la idea de que son más las parejas homosexuales las que quiere tener hijos por esta práctica, sin embargo esta información es sesgada y tiene una clara intención de perjudicar al colectivo LGTBI por parte de algunos sectores. La realidad es que son más las parejas heterosexuales quienes acuden a los vientres de alquiler. De hecho, hay un sector importante de hombres gay en contra de la subrogación y en el caso de las mujeres lesbianas la oposición es prácticamente del 100%.

¿Qué ejemplos nos podrías dar para desmontar los argumentos de quien afirma que la Gestación Subrogada se ejerce desde la libertad de elección?

Hablar de “libertad de elección” en un contexto social, político y económico  donde el capitalismo salvaje es la norma, resulta cuanto menos un mito, como bien diría la filósofa Ana de Miguel. Normalizar estas prácticas, significaría que nos pudieran decir: prostitúyete o alquila tu útero.

Por ejemplo: la clase media en EEUU dista mucho de ser la clase media de España. Sus salarios no son suficientes para pagar la educación (privada) ni para el seguro médico. El dinero que reciben las mujeres que “libremente” alquilan su vientre lo hacen para poder sufragar muchos de estos servicios esenciales.

Otro ejemplo demoledor es Ucrania. Allí esta práctica está legalizada y la gente olvida que sigue siendo un país en guerra. Hay muchas mujeres desplazadas desde el Este que se han quedado sin recursos porque han huido de la zona devastada. Por ejemplo en la región del Dombàss no hay ni hospitales ni escuelas, todo quedó destruido.

En situaciones de vulnerabilidad, no es lo mismo consentir que hacer algo libremente.

Con nuestra postura no solo defendemos a las mujeres de hoy, si no que estamos defendiendo a todas nuestras menores de un futuro en el que no tengan que vender su cuerpo a causa de un sistema dual (patriarcado/capitalismo) que oprime y explota a las mujeres doblemente.

Esta clase de situaciones llaman al negocio…

Si. Hay mucho dinero en juego: clínicas, hoteles, viajes…  es un interés económico.

Quieren regular en España para que no haya trabas en salir fuera y volver con el niño o la niña. Estas medidas sirven para abrir las puertas a las mafias de trata de mujeres y menores.

Hay países en los que esta práctica está regulada y sin ánimo de lucro

En muchos de ellos es un subterfugio legal. En otros que hay más control como es el caso de Inglaterra apenas 20 mujeres han accedido de forma voluntaria. 

Salvo Ciudadanos el resto de partidos no tienen una postura clara definida sobre la Gestación Subrogada. ¿Qué piensas al respecto?

Ciudadanos es un partido neoliberal que sabe que en esto hay negocio, por eso es el partido que lo promueve. Respecto al resto de fuerzas más a la izquierda como el PSOE, Podemos o IU siempre hay mucho debate. En torno a este tema se habla mucho de ponerse en lugar de la gente que no puede tener hijos, de tener empatía. Respecto a esto hay un argumento que oí en una ponencia que creo que es fundamental: “Nos piden que tengamos empatía con las personas infértiles, pero nosotras les pedimos que la tengan con las mujeres pobres.”

La Asociación Grupo de Acción Feminista de Alcorcón, GAFA, colectivo integrante de la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres, quiere a través de este comunicado expresar y manifestar su profundo rechazo y disconformidad a la realización del Evento denominado “Surrofair Madrid 2017” los días 6 y 7 de mayo en el Hotel Weare Chamartín (C/Agustín de Foxa s/n, Madrid).

Estamos en contra de que Madrid dé cabida a una feria, cual mercado, en el que se exhiben a la carta mujeres en situación de vulnerabilidad económica  y social para ser usadas como  incubadoras que garanticen así los deseos de perpetuación genética de quienes tienen un alto poder adquisitivo, a la par que muy bajo nivel moral. Este deseo, que no derecho, no tiene base legítima, ética ni jurídica. Así mismo nos oponemos firmemente a una posible regulación de dicha práctica.

El término “gestación subrogada”,  utilizado por el lobby que dirige este negocio no es más que un eufemismo con un objetivo claro: invisibilizar a las mujeres, restarles importancia y por tanto, valor. Con este término excluyen palabras claves como “embarazo”, “maternidad”, “parto” o “madre”.  Y todas sabemos que lo que no se nombra, no existe.

Lo que realmente subyace es la cosificación de las mujeres y por tanto la utilización de sus cuerpos en aras de deseos individuales que nada tienen que ver con el amor, el cuidado y los derechos de la infancia, si no todo lo contrario; están directamente relacionados con el sistema neoliberal cuya máxima es “si tienes dinero lo puedes comprar todo”.

En relación a la llamada “subrogación altruista” creemos que no es más que un subterfugio para poder tener asegurada la trata de bebés que esta práctica produce.  Es curioso como cuando hay que procurar el bien ajeno sea siempre a costa de las mujeres, y normalmente las más vulnerables. En países donde está regulada siempre que sea de forma “altruista”,  los nacimientos no llegan a 20 al año. ¿Es por tanto una demanda social de gran envergadura, como algunos partidos políticos nos quieren hacer creer? Lo que la sociedad debe pensar es que no es solo una cuestión de dinero. Arrancar una criatura recién nacida, por contrato, a su madre, es un delito y una aberración que con toda probabilidad causará problemas en el desarrollo evolutivo y neurológico de esa o ese menor.   

A nivel jurídico y penal es prescriptivo citar al menos dos derechos fundamentales que de forma intencionada y premeditada se vulneran:

  1. El Derecho a la filiación y custodia de toda mujer que pare.
  2. El Derecho a conocer la historia y origen biológico de toda persona (el nombre de la madre que gestó y alumbró no se registra en ningún documento, desaparece).

Nos sorprende sobremanera como ciertos sectores del feminismo y de la izquierda han caído en la trampa de la distorsión de la palabra “libertad”. Afirman que las mujeres asumen libremente los contratos, sin embargo se produce la paradoja de no poder retractarse de dicha decisión.

El contexto socio-económico de crisis hacia el respeto de los Derechos Humanos tiene su máxima expresión en la vulneración de los Derechos de las Humanas. Cuando no hay para tod@s, este sistema depredador tiene que dar respuesta a qué hacer con las mujeres. En este caso la réplica se otorga con un rearme del machismo: desde el repunte de la violencia de género en la juventud a la vuelta a la “mística de la feminidad” de los 50 y 60, sin olvidar los “nuevos trabajos empoderantes” :  el trabajo sexual (prostitución) y el reproductivo (alquiler de úteros).

Desde GAFA pedimos a los movimientos sociales, grupos de mujeres y partidos de izquierda, que replanteen sus posiciones con respecto a este despropósito y llamamos a que se sumen junto a la ciudadanía a concentrarse frente al Hotel Weare Chamartín de Madrid el próximo sábado 6 de mayo a las 12:00.

¡NO EXPLOTES MUJERES, NO COMPRES BEBÉS!

Grupo de Acción Feminista de Alcorcón, GAFA.

Alcorcón 4 de mayo de 2017

Comments

comments

Share.

Leave A Reply