Recortes en inversión municipal, o cómo ponerse la soga al cuello

0

Observando la evolución de los presupuestos municipales en la web del Ayuntamiento de Alcorcón podemos ver que este presupuesto ha disminuido este año en 5.087.141,54€ (-27,85%) con respecto al año 2011.

Podría pensarse que este ajuste se debe a un recorte en gastos superfluos o innecesarios, pero mirando las cuentas en profundidad nos encontramos con el reflejo en nuestro municipio de la política económica impuesta desde el FMI y la UE a nuestro país. Recortes en inversión del 93.99% y en servicios del 25%.

Seguramente nuestro Alcalde, David Pérez, nos dirá igual que Rajoy que estos recortes son necesarios para reducir el déficit. Lo que no nos dirá, igual que Rajoy, es que recortar en inversiones aumenta el déficit. El año pasado ya recortaron en un 53% las inversiones hechas por el Ayuntamiento, y eso ha provocado que este año los ingresos que tendrá el Ayuntamiento por la amortización de las inversiones caiga, según los presupuestos, un 73,58%.

Recortar en inversiones y servicios persigue un único objetivo. El objetivo que tiene el FMI y la UE de empobrecer a nuestro pueblo y liquidar cualquier posible vía de financiación por medio de inversiones propias, para hacernos aún más dependientes de la financiación exterior, hasta el punto de tener que prácticamente regalar el 40% del terreno de nuestro municipio a proyectos de economía de casino como Eurovegas.

Desde luego está claro que nuestros políticos se ganan su sueldo, tal y como dijo nuestro Alcalde en la Asamblea de Madrid. Conseguir destruir la economía hasta el punto de que tengamos que aplaudir que conviertan nuestro pueblo en la capital de la ludopatía de Europa, en un lugar donde se promueve la adicción y la prostitución, no es un trabajo fácil. Y mucho menos si además incluye convencer a los vecinos de que es una gran noticia.

Este recorte en inversiones lo notaremos mucho a la larga, igual que ya lo notamos en el estado de salubridad de las calles, los recortes en servicios y en nuestros bolsillos, la subida de impuestos directos para aumentar los ingresos por esta partida en un 6%. Un aumento que dado que no se empleará ni en inversión para crear riqueza en el municipio ni en servicios para las personas, se entiende irá a pagar la deuda pública, que como ya sabemos está en manos mayoritariamente de bancos europeos y estadounidenses.

J. Juntas

Comments

comments

Share.

Leave A Reply