Preferentes: cómo robar a un incauto

0

Antonio J.- Estamos ante el acto de rapiña más importante que se ha llevado a cabo contra los pequeños ahorradores en la historia de España. Este caso nos muestra  claramente la voracidad de la Oligarquía Financiera  de este país y su carácter depredador.

Las preferentes son un producto financiero muy particular, con unas características muy especiales: no tienen fecha de vencimiento, solo están obligados a pagar si tienen beneficios, el banco puede recomprarlas cuando quiera devolviendo el dinero invertido. En caso de quiebra  el estado no garantiza su pago.

Estos productos fueron ofrecidos a los pequeños ahorradores camuflados como si fueran un tipo de depósito a plazo en el que podían llegar a cobrar tipos de interés de entre el  5 y el 7%.

Esta estafa solo pudo ser posible con la desidia y connivencia de todos los estamentos de las Instituciones Financieras desde el Banco de España, la CNMV, los Presidentes de los Bancos hasta el Director de la más pequeña sucursal que tenían que conocer el producto que estaban vendiendo y cuál debería ser el tipo de cliente al que debía ser dirigido.

Especial relevancia tiene el caso de Bankia, que como ha confirmado el último informe de la CNMV, incumplió la ley inflando los precios de las preferentes que compraban los pequeños ahorradores. Los abogados de los preferentistas están aprovechando este informe para  pedir la nulidad de los contratos y pedir que les devuelvan su dinero.

La  Asociación de Usuarios de Bancos, Caja y seguros de España (ADICAE) ha anunciado que utilizará este informe en todas las reclamaciones que hagan sus asociados.

También se están preparando acciones penales contra Bankia por parte de algunos bufetes de Abogados. La misma Fiscalía General ha dado órdenes  para que anticorrupción investigue el informe.

Estos bufetes están afirmando que con este informe los afectados no deberán demostrar que fueron engañados, puesto que en base  a este documento se pedirá la nulidad de los contratos. Incluso podrán acogerse a esta circunstancia inversores que sí sabían lo que estaban comprando porque  lo que se ha producido es un incumplimiento de contrato.

Estamos ante una Estafa a gran escala, que solo ha sido posible gracias a  la nula actividad inspectora de la Autoridades Bancarias.

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply