Pensiones con Presiones

0

Marta L.- El Gobierno no compensará la subida del IPC en las pensiones. Los pensionistas perderán poder adquisitivo (436 euros anuales) y reclaman al Instituto Nacional de Seguridad Social la subida que les corresponde; el 2,9% conforme a la subida del IPC, y no el 1% para aquellos que cobran más de 1.000 euros mensuales, o un 2% para los que estén por debajo de esa cifra. Según datos del Ministerio de Trabajo y de la Seguridad Social, el 43,6% de los jubilados cobra una pensión inferior a 641 euros. Siendo la pensión más frecuente, que cobran más de 885 mil jubilados, la que se sitúa entre los 550 y los 600 euros. Con estos datos, el informe del  Eurostat indica que casi el 21% de las personas mayores de 65 años se encuentra, después de haber recibido su pensión, por debajo del umbral de pobreza.

Con esta decisión el Gobierno de Mariano Rajoy no cumple con la ley que obliga a revalorizar cada año las pensiones de acuerdo con la subida de los precios y, además, está usando fondos que respaldan el pago de las pensiones para comprar deuda soberana, operación cuanto menos arriesgada.

A la vez que esto ocurre, el último informe de la OCDE sobre las pensiones propone que los gobiernos deberían privatizar urgentemente las pensiones públicas. Aseveran que el gasto público en pensiones en España llegará a ser un 15% del PIB en el año 2050, haciéndose insostenible, sin explicar por qué. Los argumentos que se utilizan para justificar esta medida se basan en hipótesis que pueden variar. La evolución demográfica tiende a que haya más jubilados, baja natalidad, más desempleo, retraso en la incorporación al primer trabajo, aumento de la esperanza de vida y disminución de la inmigración. Los demógrafos coinciden en que sólo tienen validez científica proyecciones de población para un máximo de diez años, y que hasta ahora estas predicciones catastrofistas han fallado. La esperanza de vida aumenta por la disminución de la mortalidad infantil y el resto de previsiones tiene más que ver con políticas de apoyo a la mujer e hijos, falta de escuelas públicas, así como otras medidas que provocan desempleo en los jóvenes, dificultad en el acceso a la vivienda…

 

La privatización de las pensiones supondría que nuestros ahorros se convirtiesen en pura inversión de los bancos en los mercados para su propia rentabilidad, abandonando el fundamento de protección social contra las privaciones económicas o sociales de los ciudadanos. Se dejaría en manos de los bancos la mayor fuente de recursos sociales, un negocio muy lucrativo. Además, ¿por qué las pensiones sólo se pueden financiar con las cotizaciones sociales y no con los Presupuestos Generales del Estado al igual que otras partidas? La razón es simple, se parte de la premisa liberal que considera a la Seguridad Social al margen del Estado, cuando es parte integrante de ese Estado. Por otro lado, el capital financiero quiere obtener el control de cantidades ingentes de dinero (nuestros ahorros) para su propia rentabilidad, obteniendo un mayor poder sobre la economía, el empleo… En definitiva, es la lucha de clases donde los poderes económicos quieren tener la sartén por el mango para aumentar su volumen de negocio, sin tener en cuenta la equidad o solidaridad entre generaciones.

Para más información: ¿Están en peligro las pensiones públicas? Edita % ATTAC

 

 

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply