Parece cosa de poco pero…

0

María Eugenia Vicente. Vocal AMPA CEIP Federico García Lorca de Alcorcón.- Quien más quien menos ha podido apreciar como a lo largo de este curso se han producido recortes que han incidido en el buen funcionamiento de nuestros centros públicos. El alargamiento en la cobertura de las bajas docentes es un buen ejemplo de ello. Por orden ministerial, que por cierto está recurrida ante el Constitucional, durante todo este curso las bajas de los docentes han tardado en cubrirse, como mínimo, diez días laborales. Esto ha significado que numerosos alumnos se han visto privados de profesor porque éste ha tenido la mala suerte de romperse un brazo, tener una apendicitis o una enfermedad larga. Estos alumnos han avanzado materia gracias al trabajo de otros docentes que durante sus horas “libres” -usadas para tutorías, preparar materia, etc…- se hacían cargo de esos alumnos.

Desde el AMPA del CEIP Federico García Lorca emprendimos en diciembre una campaña de recogida de firmas para instar a Ministerio de Educación a que cambiase esta parte de la normativa y la respuesta recibida fue que, al estar la norma recurrida ante el Constitucional, de momento se daban por enterados pero que no iban a cambiar nada.

Ahora, justo cuando el curso está a punto de terminar y desde las asociaciones de padres estamos preparando y coordinando aspectos que nos conciernen de cara al curso que viene, como la organización de las extraescolares, nos encontramos con que desde la Comunidad de Madrid se ha agotado el plan de extensión horaria para las extraescolares, que cubre el horario de 16 a 17 de la tarde, lo que supone que el presupuesto para financiar y subvencionar estas actividades -que en muchos casos son imprescindibles para conciliar el horario laboral con el lectivo de los hijos- se ha terminado.

Al no haber presupuesto desde la Comunidad, el Ayuntamiento de Alcorcón, que es quien ejecuta estas actividades, ya ha anunciado que las adjudicará a una empresa que se encargará exclusivamente de organizarlas pero no tendrá responsabilidad sobre el centro en esa hora y prescindirá del coordinador de centro, figura que funcionaba hasta ahora para solventar posibles incidencias y que se encargaba de las instalaciones del centro durante ese horario. Además, al ser la subvención menor, habrá un incremento de precios con respecto a los últimos años -estas actividades venían costando unos 14 euros por trimestre-.

La intención del Ayuntamiento es que las AMPAs asuman la tarea del coordinador, siendo un padre o madre, siempre desinteresadamente y con carácter voluntario quien haga este papel. Tenemos constancia de que muchas AMPAs se han negado a asumir esta responsabilidad que no les concierne. Los centros públicos son potestad del Ayuntamiento y, como tales, deberían encargarse de esta tarea. Finalmente, quizá hilando muy fino, podríamos pensar que estas medidas lo único que buscan es cerrar los centros públicos por las tardes, como una medida de ahorro encubierta más. Podríamos empezar con las extraescolares, para seguir eliminando a todos aquellos que tengan jornada partida. Con la excusa de la bajada de afluencia a ciertos servicios, como las actividades antes mencionadas o el comedor, también podría haber algún mandatario municipal tentado de eliminarlos.

Sin este tipo de servicios y actividades que, además de conciliar, tienen un papel educativo y de ocio para los niños que acuden a ellas, muchas familias podrían pensar en cambiar la escuela pública por la concertada, donde se ofrecen todos estos servicios -bastante más caros, todo hay que decirlo- y nunca han sido cuestionados. Cuando el curso que viene las familias vean que la oferta de extraescolares que ofrece el Ayuntamiento ha desaparecido o se ha recortado drásticamente, pensad en que esto que parece poco puede ser el paso previo para ir recortando más y más allá. ¡Feliz verano!

 

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply