No es un banco malo, es un banco tonto

0

En consonancia con su actitud de mentir descaradamente a los ciudadanos, el Gobierno acaba de publicar un decreto para la creación de lo que llaman una sociedad de gestión de activos (un nombre rimbombante para lo que se llama banco malo). En lenguaje llano lo que hace el gobierno es crear una gran agencia inmobiliaria que asuma todos los activos tóxicos que poseen los bancos. Como podremos comprobar, esto no es nada más que una nueva ayuda al servicio de los intereses de la oligarquía financiera.

Un activo tóxico es un título que posee un banco y que está recogido con un valor nominal en sus balances pero que en práctica no tiene dicho valor. Si un banco concede un préstamo a una determinada inmobiliaria para construir una promoción de pisos por un valor determinado y como consecuencia de la crisis no consigue vender los pisos y se declara en quiebra, entregará los pisos a la entidad bancaria.

Como consecuencia de esto el banco tendrá en su poder dichos pisos, pero si los quisiera vender al valor que tienen en el mercado, éstos no llegarían a la mitad de su valor, por lo que tendrían que asumir pérdidas en sus balances. Para evitar esto, lo que hacen los bancos es no venderlos, así no asumirán pérdidas, pero esto trae como consecuencia que acumulan activos imposibles de vender.

Para solucionarles estos problemas a los bancos, el gobierno crea el llamado banco malo, inyectando dinero público, posiblemente con parte del préstamo de liquidez europeo, por lo que habrá que pagar los intereses que se produzcan por tal motivo.

Según el Ministro de Economía, esta empresa tendría que ser viable y no generar perdidas, pero esto es rotundamente falso porque depende de la valoración de esos activos. Si se sobrevalora el precio de estos activos nos tocará pagar a los contribuyentes, si se infravalora deberían asumir las pérdidas los bancos, pero como estamos viendo ya sabemos que este gobierno no va a perjudicar a la clase para la que gobierna.

Por lo tanto estamos ante otro juego de trileros como aquéllos a los que nos tienen acostumbrados, un engaño más al pueblo con la ayuda de los medios de comunicación a su servicio.

Antonio Jiménez Cruz

Comments

comments

Share.

Leave A Reply