Ni nos domaron, ni nos doblegaron, ni nos van a domesticar

0

@viajeroIncierto.– La jornada del 14 de noviembre fue sin duda una de las mayores protestas sociales de la historia de Europa. La guerra de cifras carece de sentido tras ver las imágenes. El Gobierno con sus datos solo engaña a quien se deja engañar.
No obstante, durante toda la jornada vivimos un estado de excepción encubierto . La amalgama represiva que sitió ciudades y pueblos tenía el fin único de criminalizar y demacrar el derecho a una protesta justa y legítima. Varias personalidades, como Esperanza Aguirre, proponen “bajar el salario y limitar el derecho a huelga” de las trabajadoras y, sin lugar a dudas, la última reforma laboral va encaminada a ello. (véase RD 3/2012)
Pese a todo, en Madrid la actividad de los polígonos se vio claramente disminuida. Por ejemplo, en la fábrica de Airbus, en Getafe, se registró uno de los mayores paros (en torno al 90%). El paro en Mercamadrid fue total según fuentes sindicales El paro de la gran industria fue uno de los mayores ataques al empresariado
Notable es el aumento de participación del pequeño comercio, cada vez más afectado por las medidas de austeridad. Claro ejemplo de esta disminución de la actividad se dejó notar con especial intensidad en los barrios de Zarzaquemada y San Nicasio, según vecinas de la localidad pepinera.
En el sector comercial el paro fue menor. Desde hace semanas varias trabajadoras denuncian sentirse coaccionadas por sus respectivas empresas. Una larga lista de empresas (Ikea, Alcampo, Mercadona, etc…) juegan con el miedo de una clase trabajadora completamente desamparada en lo legal y en lo económico.
Muchos consistorios, opuestos a la protesta, decidieron hacer un gasto extra y prender el alumbrado público al mediodía. Pese a la particular política de “austeridad” de dichos municipios el consumo eléctrico cayó un 12%.
En Madrid destacó también la presencia de gente de la cultura. Los actores Willy Toledo y Alberto San Juan se encerraron junto con un grupo de actores en el Teatro Español para denunciar la situación de la cultura en España. En Getafe, el escritor Luis Garcia Montero participó en los piquetes ciudadanos en las cocheras de Busursa.
Mareas de gente inundaron el centro de ciudades y pueblos. Desde capitales como Madrid, Barcelona o Vigo hasta pueblos como Arenas de San Pedro juntaron voces, idiomas y cultura para hacer llegar su voz a Europa. Y llegó. En una rueda de prensa por sorpresa Olli Rehn (Comisario de Asuntos Económicos de la UE) lanzó las siguientes declaraciones: “La Comisión piensa que no es necesario dar más pasos en el procedimiento por déficit excesivo contra España en este momento” El pavor al alto descontento en el sur de Europa hizo salir a Olli Rehn para acallar la fuerza de las protestas.
Y es que tiene que llegar ese día en el que el pueblo sea el obedecido y no el obediente. No necesitamos “propinas y galletitas” de Olli.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply