Necesitamos seguir luchando

0

sí-se-puedeM.Martín- Necesitamos seguir luchando porque los derechos no caen del cielo, ni surgen de la mente y pluma de un político o jurista generoso. Los derechos son fruto de la lucha, en muchos casos sangrienta, de movimientos populares, y exigen además su defensa constante y diaria.

Cada vez que flaqueamos o nos plegamos ante una pequeña injusticia estamos allanando el camino hacia una injusticia mayor. La debilidad ante las injusticias, el mirar hacia otro lado también contribuye a estas.

Es necesario abandonar la idea de que a la gente le da todo igual, de que le da igual ser subyugada, de que le da igual que le mientan, le roben o le estafen, y hay que analizar las razones de  por qué la mayoría no se siente incitada a participar en política o en movimientos o colectivos sociales. Lo principal debería ser volver a crear tejido social, eso es lo que  verdaderamente temen. Debemos tratar de ser más y sobre todo tratar de no ser menos.  Deberíamos centrarnos en construir alternativas que muestren que la utopía es el camino hacia el cambio y que el cambio es posible, que hay otra forma de hacer y de relacionarnos.

Es necesario luchar además contra la idea generalizada de que da igual lo que hagamos, de que las cosas no pueden ser de otra manera, de que no pasa nada si dejamos hacer, de que los ideales y las utopías están pasadas de moda y no sirven para nada. Ninguno de los derechos que aparecen en las constituciones o declaraciones de derechos surgen de la nada,  ni son obra de quienes aparecen como héroes en los libros de historia, sino que son conquistas de movimientos revolucionarios que han sido capaces de mostrar injusticias, opresiones y discriminaciones que hasta entonces se veían como normales. La normalidad de las injusticias hace que terminemos obviando lo obvio y lo terminemos aceptando. Como nos dice el jurista  L. Ferrajoli “la hipótesis menos realista es la de creer que la realidad puede permanecer como está.”  Necesitamos concienciarnos de que debemos unirnos, de que la democracia se construye cada día y es responsabilidad de todos y todas.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply