Malos tratos en mujeres mayores

0

No existen suficientes estudios de incidencia y/o prevalencia, nacionales o internacionales, que nos sirvan para conocer la dimensión real del problema de los malos tratos en mujeres mayores de 65 años. Este desconocimiento es un reflejo de la invisibilidad y desprotección que viven las mujeres mayores.

Pero ellas también son víctimas de la violencia machista es sus relaciones de pareja, también mueren asesinadas, y son muchas las que sufren a diario y durante años efectos de esa violencia.

En este grupo de edad, la violencia de género en la pareja o expareja está más invisibilizada que en otras edades, tendiendo muy frecuentemente a la normalización o a la resignación. Esto convierte a las mujeres mayores en un colectivo de especial vulnerabilidad.

En edades avanzadas, la violencia en parejas suele ir unida a una relación larga de pareja y maltrato, pero también hay casos donde los abusos aparecen o se agudizan en la vejez, asociados al inicio de enfermedades o cambios vitales, sociales o familiares: nido vacío, jubilación…

Las mujeres mayores cuando sufren violencia en sus relaciones de pareja, no encuentran alternativas accesibles para ellas que les permitan identificar y entender lo que les pasa, ni recursos o ayudas parta la problemática particular.

El daño se extiende a la sociedad en su conjunto, ya que las relaciones de las personas mayores sirven de modelo a las nuevas generaciones que continúan hoy repitiendo modelos tradicionales machistas y violentos.

Tanto el sexismo como el edadismo*, son construcciones culturales y formas de discriminación que pueden darse conjuntamente y afectan de forma especial a las mujeres. De ahí la necesidad de abordar esta problemática desde una perspectiva cultural, social y de género.

Resulta imprescindible revisar y entender el contexto social en el que vivieron estas mujeres, los aspectos-tanto internos como externos-que influyeron y que aún hoy las mantienen en esta situación, así como el funcionamiento de una relación de violencia de género.

Es nuestro deber denunciar y acompañar a todas esas mujeres silenciadas e invisibilizadas, por el sistema patriarcal y nunca mirar hacia otro lado.

*estereotipo y discriminación contra las personas por el hecho de ser viejas, que lleva a las jóvenes generaciones a ver a las personas mayores como pertenecientes a un grupo diferente, identificando la vejez con elementos peyorativos como enfermedad, disminución de las capacidades mentales ,fealdad ,dependencia, aislamiento ,pobreza y depresión.

Eva Alarcón
Educadora Social en Centros de Mayores

Comments

comments

Share.

Leave A Reply