Los Fondos Buitre. Los nuevos piratas.

0

rating-spaing-deuda

¿Qué son los Fondos Buitre? Se denomina así  en el argot financiero a los fondos de inversiones de alto riesgo que se especializan en la adquisición de valores y activos de empresas en dificultades y ahora también en la compra de bonos de países que están en quiebra o al borde de ella.

Las operaciones de estos fondos son opacas para las autoridades y  la opinión pública puesto  que al operar en el mercado secundario no necesitan  ser publicitadas.

Pero estos inversores no compran  cualquier  valor o bonos del estado, sino aquellos que puedan recuperarse, necesitan que estos tengan activos considerables para poder liquidar.

En el caso de las naciones, los fondos buitres planifican operaciones  inversoras mediante la adquisición de deuda antigua a precio de saldo, para luego mediante la presión judicial, poder lograr un enriquecimiento criminal.

Evidentemente esta alta rentabilidad no se consigue mediante el libre juego del mercado, sino a través de su influencia en medios judiciales, políticos e incluso de medios de comunicación.

En los años noventa estos fondos se especializaron en la compra de deuda de países del tercer mundo, muchos de ellos  gobernados por políticos corruptos.  Un  ejemplo sangrante de estas tácticas fue el caso de Argentina , en el que se creó un lobby  llamado la American Task Force Argentina , un oscuro engendro mediático dedicado a desacreditar, amedrentar y descalificar a la nación y al gobierno argentino para poder chantajear y atracar al contribuyente.

Argentina se encuentra actualmente en las garras de dos fondos buitres:  Elliot Capital  y EM Limited, que intentan apoderarse de los fondos  depositados por el Estado argentino  en el Banco internacional de Pagos por valor de más de mil millones de dólares.

Estos fondos buitres están incrustados en las entrañas de la política norteamericana,  el magnate Paul Singer, dueño de Elliot Associattes es uno de los mayores donantes del partido Republicano,  por lo que como podemos ver el cruce de intereses entre  la política y los negocios no es privativo de nuestro país sino que es un cáncer que corroe las entrañas del sistema capitalista.

También logran gran poder mediante la inclusión en sus contratos de compra de títulos, con la cláusula de acogerse a la legislación anglosajona y no a la del país en el que hace la operación, circunstancia a la que se ha visto obligado el gobierno griego.

Como podemos  leer en diversos informes, estos carroñeros no se detienen ante nada.  En el año 2007, en la crisis de las empresas automovilística en Estados Unidos también supieron sacar tajada con la compra de acciones de Delphi  Automotive, una empresa dedicada a la fabricación de accesorios de automoción. Esperaron a que el gobierno de Estados  Unidos metiera dinero para reflotar a las empresas del automóvil  para deslocalizar sus fábricas y llevarlas a los países  del tercer mundo y hacer que subiera el valor de las acciones.

 

Pero no solo actúan en esos países, ahora han puesto su garras en los Países del sur de Europa, como en España, donde tomaron parte en la reestructuración de la deuda de Martinsa beneficiándose de la misma y perjudicando a las caja españolas.

Para una información más detallada: http://crisiscapitalista.blogspot.com.es/2012/10/greg-palast-picnic-de-buitres-este.html

Comments

comments

Share.

Leave A Reply