Lo que Angela Merkel no quiere que sepas sobre el conflicto minero

0

Existen toda una serie de ideas preconcebidas sobre el conflicto minero difundidas a los cuatro vientos a las que conviene dar justa respuesta:
El sector de la minería no es rentable. Los mineros sólo defienden privilegios pagados con los impuestos de todos. FALSO.
En primer lugar, decir que picar piedra y respirar gases tóxicos 8 horas al día durante 20 ó 30 años es un privilegio es una falacia que no requiere mayor análisis. En segundo lugar, lo que muchos medios silencian es que la demanda de carbón a nivel mundial está aumentando y se espera que en 2016 haya aumentado un 65%. Esto es tanto así que Alemania tiene un plan para reabrir las minas de la cuenca del Rhur. Que el fin de las ayudas a la minería haya venido después de las negociaciones del “rescate” no es casualidad. En tercer lugar, las ayudas públicas a la generación de empleo siempre son rentables porque generan crecimiento económico. Según el informe de CARBUNION sobre el EL SECTOR DEL CARBÓN EN ESPAÑA (2010-2018) las ayudas que se dedican a la producción generan puestos de trabajo directos e indirectos que por medio de los impuestos suponen unos ingresos al Estado de unos 315 millones de €. Por otro lado, los impuestos directos a la actividad generan unos ingresos al Estado de 120 millones de €. La inversión pública en carbón resulta socialmente muy rentable ya que crea riqueza y empleo en las comarcas mineras. Es por esto que la lucha de los mineros recibe gran apoyo popular en estas comarcas. Lo que realmente es difícil de justificar es que el 61% de los ayudas se destinen al cierre y reestructuración del sector es decir a destruir esos puestos de trabajo.
El carbón nacional no es rentable porque sale más barato importarlo. FALSO.
En primer lugar, depender energéticamente de la importación nunca es la mejor opción. Deja el país a merced de los mercados de combustibles, que disparan los precios a su antojo. En este sentido el carbón autóctono actúa como moderador del precio de los combustibles en España. De hecho recientemente se ha descubierto que Goldman Sach almacena en Asturias toneladas de Carbón colombiano a la espera de que el precio se dispare y especular con él. Sin duda el cierre de las minas españolas será un buen negocio para los especuladores. Se habla mucho de que encarece la factura de la luz pero no es así. En un comunicado, el responsable de política energética del Colegio Profesional, Rafael Varea, señala que el carbón autóctono, no sólo se vende a las compañías eléctricas al mismo precio que el de importación, sino que además el Estado subvenciona los costes al empresario por encima del precio de venta. Lo que encarece la factura de la luz son las “relaciones” de los políticos con las eléctricas. A Pedro Solbes, Elena Salgado, Jose María Aznar entre otros podemos encontrarlos en el consejo de administración de Endesa-Enel, Gas Natural…
Según estudios del Colegio Oficial de Geólogos aseguran que “el carbón español no es ni más caro ni de peor calidad que el de importación y además es el único recurso energético autóctono del que dispone España en cantidades suficientes para más de 200 años.” Se habla mucho del poco poder calorífero de la hulla asturiana pero no de la antracita del norte de León y Palencia, que tiene un alto poder energético.
El carbón es una fuente de energía muy contaminante, para salvar el planeta es necesario dejar de extraerlo. FALSO.
Existe un plan de “carbón verde” cuyo objetivo consiste en conseguir para 2020 la combustión de carbón con 0 emisiones de CO2, dióxidos de azufre y óxidos de nitrógeno para 2020, capturándolas para su posterior almacenamiento geológico. Tambien hay que tener en cuenta que el carbón importado contamina un 6% más que el autóctono, sencillamente porque además de la contaminación ambiental asociada a su extracción y combustión se añade la asociada a su transporte desde Indonesia, Australia y Suráfrica.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply