La Residencia Pública de Mayores de Alcorcón, en situación límite

0

Errebé.- El Colectivo de Auxiliares de Enfermería junto a la plataforma de familiares de pacientes atendidos en la Residencia Pública de Mayores de Alcorcón (dependiente de la Agencia Madrileña de Atención Social – AMAS) vienen quejándose desde hace varios meses de la difícil situación que vive este centro, dificultad que se ha trasladado en múltiples ocasiones tanto a la Dirección de la Residencia como a la propia AMAS, e incluso a la Defensora del Pueblo. Esta situación se podría hacer igualmente extensiva al resto de las Residencias Públicas la Comunidad de Madrid.

La falta de personal provoca una carga de trabajo y una presión tal para las trabajadoras que quienes acaban recibiendo una dudosa calidad en la atención son los mayores residentes. Como ejemplo basta mencionar que, casi a diario, una sola auxiliar se hace cargo del orden de 20 residentes con gran dependencia, asistencia que incluye desayunos, administración de medicación, cambio de sábanas, traslados a diversas unidades, comida, etc. 16 auxiliares de enfermería por turno se encargan de  atender a los 215 residentes de los cuáles 200 son pacientes asistidos. A esto hay que añadir que en el último año se han ampliado las plazas de atención, tanto para residentes como para pacientes del centro de día, sin ampliar la plantilla de trabajadoras. Además se ha asumido una nueva unidad de Alzheimer.

El deterioro físico que produce tanta carga de trabajo ha provocado que gran parte de las trabajadoras tengan adecuaciones de puesto, de tal manera que forman parte de la plantilla de auxiliares pero no desarrollan del todo su trabajo como tal. Las bajas producidas por agotamiento y por lesiones derivadas por las condiciones del puesto de trabajo no son cubiertas por la Administración, por lo que el problema se agrava a diario. Material obsoleto y escaso como sillas de ruedas contribuye a la penosidad laboral y ponen en riesgo a los residentes.

Se obliga también a trabajar los días libres y de descanso por “necesidades del servicio”, habiendo trabajadoras a las que se deben hasta 20 y 30 días desde el año 2015.

Tanto los familiares como el personal han hecho llegar a los distintos representantes de los grupos políticos de la Asamblea de Madrid la necesidad de un aumento de personal auxiliar y la toma de otras medidas. También se han concentrado durante dos semanas en la puerta de la residencia y conjuntamente organizaron una manifestación junto con los familiares de los residentes.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply