La nueva dominación capitalista alemana

0

Tanque alemanZelig.- Los economistas neoliberales que dirigen la política española tratan de engañar a  la población diciendo que los recortes salariales, el aumento de los impuestos y el desmantelamiento de la sanidad y la educación son una seguimiento de la política impulsada por Alemania para salir de la crisis que se produjo como consecuencia de su contagio en la burbuja tecnológica del año 2000.

Para evitar que la Banca Alemana tuviera que soportar el deterioro de su exposición a esta burbuja, se tomaron medidas encaminadas a hacer caer el peso de ésta sobre la clase trabajadora alemana.  Se introdujeron los minijobs  en los que actualmente trabajan casi 8 millones de alemanes y la congelación de los salarios, haciendo que la participación de los trabajadores en la riqueza nacional alemana haya bajado desde el año 1998 en un 25% como consecuencia de las políticas tanto del socialdemócrata Schroeder como de la democristiana Merkel.

Como consecuencia de estas medidas se produjo un aumento de la competitividad de los productos alemanes, que fueron comprados por los países periféricos que no habían sufrido las consecuencias de esta burbuja y habían aumentado su poder adquisitivo. La transferencia de estos flujos de dinero hizo que los bancos alemanes tuvieran excesos de liquidez y, al no poder introducirlos en su mercado por falta de demanda interna, buscaron mercados donde  prestar este dinero.

Los Bancos de los países periféricos, como consecuencia del bajo interés impuesto por el BCE, solicitaron préstamos que luego ponían en el mercado de sus respectivos países inflando las burbujas inmobiliarias, etc.

Como consecuencia de la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos, que dio lugar a la explosión de la crisis mundial, también los bancos alemanes pasaron dificultades, y desde que empezó la crisis el gobierno alemán puso más de 255.000 millones de euros para sanear sus bancos y cajas de ahorros.

Por lo tanto,  para ellos es una bendición que con el pretexto de la crisis el gobierno alemán pueda financiarse a intereses negativos mientras los países periféricos tienen que pagar  intereses de más del 4%.

Cuando nuestro gobierno nos dice que las medidas que se toman son para poder competir con países como Alemania, miente. Se hacen para poder tener capacidad para pagar la deuda que se tiene con los Bancos Alemanes.

Lo que estamos viendo es que estas políticas se hacen para beneficiar tanto a los bancos alemanes  como a los bancos españoles, puesto que a través de la política del BCE no concediendo directamente los préstamos a los estados y sí a los bancos.

Con estos préstamos los bancos de los países periféricos están comprando deuda pública de sus mismos países, convirtiendo deuda privada en pública, consiguiendo que estos tengan dinero para poder pagar a los bancos alemanes y sus países adláteres.

Como se puede comprobar, este es un mecanismo infernal que lo único que hace es establecer una relación de dominación del Capital Financiero Alemán sobre los países de la periferia.

Pero no debemos caer en la trampa de culpar a los alemanes de estas políticas, porque como bien se puede comprobar en el informe “Riqueza y Pobreza” publicado en Alemania esta crisis también las está pagando la clase trabajadora alemana.

Todo esto es, porque contrariamente a lo que nos dice constantemente en todos los países, existen clases y los representantes del capital hacen caer la salida de la crisis en las espaldas de los trabajadores de sus respectivos países.

 

 

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply