LA NECESIDAD DE LA POLÍTICA

0

Zelig.- En un momento como el actual en que la ciudadanía es atacada por un gobierno, representante de los sectores más reaccionarios de la sociedad española, despojándole de sus derechos, nos encontramos con una gran parte de ciudadanos que desprecian la actividad política.

Cuando estamos en una conversación entre varias personas es frecuente escuchar la frase “Yo soy apolítico”, sin que esa persona se dé cuenta de que con esa afirmación, está despojándose de sus atributos como persona.

Ya en la Grecia Antigua, Aristóteles afirmaba que el hombre es un animal político. Con esta frase mostraba que el hombre es un ser social, que convive con otros seres humanos con los que comparte actividades e ideas.

Hoy en día, una de las bases sobre la que se asienta este sistema opresor es la ignorancia y la no participación de la ciudadanía en los asuntos públicos, exaltando una de las lacras más graves de nuestra sociedad, el individualismo.

En una sociedad como la actual en la que cada vez las cosas son más complejas, nos tratan de aislar de nuestros conciudadanos, despojándonos de toda nuestra condición de ser social. Nos tratan como simples consumidores de sus productos.

Los medios de comunicación del sistema promueven la promoción de las élites tecnocráticas, despreciando la participación de las clases populares en los asuntos que son vitales para su vida diaria.

Por esa razón, es indispensable que los ciudadanos conscientes tomemos las riendas de nuestra existencia  participando en la toma de decisiones que nos atañen. Haciendo política en el más estricto sentido del término, participando en los movimientos vecinales, sociales, culturales y políticos, no dejando que nos arrebaten nuestros derechos como ciudadanos y trabajadores.

Sólo asumiendo la frase de Platón que decía “ Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas o no vale nada como hombre”, podremos ser auténticos ciudadanos y no súbditos.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply