La escasez de zonas deportivas, un problema más del Ensanche Sur

0

Miguel Marín.- Cuando allá por 2006 el entonces alcalde Enrique Cascallana y la ministra de Vivienda Beatriz Corredor anunciaban a bombo y platillo un nuevo barrio en el Ensanche Sur de Alcorcón, prometieron, aparte de la construcción de más de 8.000 viviendas, una serie de equipamientos. Zonas verdes, centros educativos y sanitarios, áreas deportivas e incluso una línea de tranvía.

El mantenimiento de las escasas dotaciones deportivas no es el mas adecuado.

Diez años después, la realidad del Ensanche Sur dista mucho de lo prometido. La carencia de equipamientos es especialmente grave en lo sanitario y en lo deportivo. En este último aspecto, llama la atención la diferencia con el ambicioso proyecto original del barrio. Veamos.

En el plano del Ensanche, mostrado en la publicidad de su promotora Emgiasa, figuraban una decena de pistas deportivas, en la linde sur del nuevo barrio, entre la ronda de las Naciones Unidas y la M-50. Complementaban esta instalación estrella una serie de canchas de uso abierto distribuidas por el barrio y diversos aparatos de gimnasia en los parques.

A día de hoy, esas instalaciones polideportivas públicas son una parcela vacía. Curiosamente, cerca de su teórico emplazamiento se levanta la Ciudad del Pádel, una infraestructura de promoción y gestión privada que ofrece DreamFit.  

Como una forma de suplir la falta de instalaciones deportivas en el Ensanche, y en lo que parece la confirmación de su escasa intención de iniciar la construcción de un polideportivo, el Ayuntamiento de Alcorcón ha accedido recientemente a las peticiones de un grupo de vecinos de destinar una parcela para construir las instalaciones deportivas de las que el barrio carece.

Estas instalaciones, promovidas y gestionadas por la Asociación de Vecinos Polideportivo Ensanche Sur, incluirán tres piscinas, pistas de pádel y polideportivas, emplazadas en la calle Cooperación. En principio, sólo los socios podrán disfrutar de este polideportivo, cuya fecha de inauguración está prevista para el verano de 2017. De nuevo, el ayuntamiento delega en la iniciativa privada su misión de proveer de equipamientos deportivos a una zona con 30.000 vecinos previstos.

Por el contrario, las canchas abiertas para la práctica de diversos deportes –fútbol-sala, baloncesto, pádel… – sí fueron construidas en su momento. El problema en este caso radica, por un lado, en su escasez y, por el otro, en la mala conservación de las mismas.

Respecto a lo primero, únicamente hay dos pistas de pádel en la calle José Saramago; otras dos de baloncesto y fútbol-sala junto al colegio Agustín de Argüelles –todas en un extremo del barrio-, y otras dos cerca de la calle Martin Luther King. Respecto a la conservación, si bien todavía son aptas para la práctica del pádel, la situación de estas pistas de uso público no es la más adecuada: redes rotas, baches parcheados y agujeros en las vallas tapados con tablones.

En resumen, menos equipamientos deportivos de los prometidos, en un barrio con una alta demanda; promoción y gestión privada de las grandes instalaciones existentes y previstas, y escasez de pequeñas pistas. Ese es el panorama a día de hoy en el Ensanche Sur.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply