La Audiencia Provincial sentencia que ninguno de los detenidos del 25 de septiembre trató de invadir con violencia el Congreso

0

@víctorernan.- La Audiencia Nacional dejó en libertad a las 35 personas que fueron detenidas durante la manifestación “Rodea el Congreso” el 25 de septiembre en Madrid. El auto recoge que  “no existen indicios de que los imputados utilizaran medios ni realizaran actos que puedan considerarse idóneos para invadir la sede del Congreso de los Diputados”

Un revés para la Delegada de Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, que acusaba a los detenidos de tratar de invadir “con fuerza, violencia o intimidación las sedes del Congreso de los Diputados”, delitos contra las altas instituciones del Estado. Éste último tipificado en el Código Penal con 5 años de prisión. No obstante, Cifuentes en declaraciones a Radio Nacional ha dicho que aceptaba el fallo aunque insistía en que los actos cometidos el día 25 de septiembre están recogidos en el Código Penal.

Desde la Comisión de LegalSol 15M “se celebró” el fallo de la Audiencia Nacional. Consideran que desde la Brigada de Información y de la Delegación del Gobierno “se fabricó un atestado para que los detenidos fuesen imputados nada menos que por un delito contra las altas instituciones del Estado que no habían cometido”.

Desde un primer momento, la Comisión LegalSol denunció las irregularidades durante la intervención judicial que se saldó con 35 detenidos. Muchos de ellos se encontraban a más de cien metros del Congreso de los Diputados, que se encontraba amurallado por vallas y agentes antidisturbios impidiendo el paso a todos los viandantes.

Ahora esperan que se investiguen los malos tratos tras las denuncias interpuestas por los abogados de los detenidos y que pueden ser constitutivos de delitos de tortura, vulneración de la integridad moral y de los derechos individuales de los detenidos. Algunos de los detenidos aseguran que se les obligaba a mantenerse en pie durante horas; se les negó el derecho a ir al servicio o beber agua;  algunos agentes que negaron a los retenidos mantas para taparse, iban encapuchados en comisaría.  Una retahíla de vejaciones y humillaciones que sufrieron en la Comisaria de Moratalaz, centro llamado por quienes han pasado por allí como el Guantánamo español, por sus prácticas de abusos, torturas y coacciones, denunciadas también por la Coordinadora para la Prevención de la Tortura.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply