I Jornada contra el fútbol negocio

0

@Salamanquez_.- El pasado 21 de enero se celebró en el barrio de Vallekas la I Jornada contra el fútbol negocio, en la que Ágora estuvo presente. El evento fue organizado por el proyecto “Wanderers, el fútbol del pueblo”, una de las plataformas más conocidas del fútbol popular en España. Al acto acudieron aficionados y representantes de muchos de los clubes democráticos repartidos por todo el estado como el Atlético Club de Socios, CFP Orihuela Deportiva, Unionistas de Salamanca CF, CAP Ciudad de Murcia, Xerez Deportivo CF o Avilés Stadium CF.

La jornada comenzó en la Taberna Castellana de Vallekas con dos interesantes mesas redondas celebradas por la mañana: en la primera, que llevó por título “¿Queremos un fútbol diferente?”, los invitados Emilio Abejón (presidente de la Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español, FASFE), Ángel Domínguez (representante de la Plataforma ADRV) y Eugenio Llamas (portavoz del Colectivo de Socios del CD Palencia) hablaron respectivamente sobre sus experiencias como asociación nacional de aficionados, como seguidores de una sociedad anónima deportiva y como socios de un club de fútbol popular.  En todas las intervenciones se puso de manifiesto la cada vez menor representatividad que los hinchas tienen en el día a día de este deporte, condenado al consumismo y basado en el negocio, cercenando el sentimiento y la pasión que antaño fueran los motores que hacían rodar el balón. También se habló de la salud de los movimientos populares en el fútbol español que, si bien en los últimos años han dado un salto tanto de cantidad y calidad, en muchas regiones no dejan de ser simbólicos: todos asintieron ante la necesidad de seguir concienciando a una masa social excesivamente adormecida para que se anime a luchar de manera organizada por sus derechos y reivindicaciones.

En el caso de Llamas, su relato acerca del intento de conversión unilateral del CD Palencia de club de fútbol popular a sociedad anónima deportiva por parte del presidente, desoyendo a la asamblea democrática del mismo, fue muy clarificador acerca de los riesgos que sufren todas las alternativas futbolísticas creadas por y para el pueblo. A día de hoy, el Colectivo de Socios del CD Palencia ha conseguido frenar por vía judicial las intenciones de la actual junta directiva, aunque la batalla por recuperar el control de la institución está servida.


“¿Es posible un fútbol sin negocio?”
fue la segunda mesa redonda de la mañana, que contó con un plantel de excepción: los periodistas Sid Lowe (corresponsal en España de The Guardian) y Manuel García (experto en fútbol de Segunda y Segunda B), acompañados por el exjugador, exentrenador y escritor Ángel Cappa, realizaron un extenso análisis sobre el estado del periodismo deportivo español. Durante la tertulia se subrayó que la transformación del periodismo ha llegado de la mano de un relativamente reciente cambio de paradigma en el fútbol: la excesiva inmediatez resultadista, la abrumadora mercantilización de los jugadores o la relegación del aficionado a un plano insustancial han obligado a los grandes medios, meras empresas como los equipos de fútbol de élite, a plegarse a sus intereses. El debate sobre la demanda y la oferta del llamado “periodismo de jugador” o “periodismo deportivo del corazón” también fue bastante interesante, planteándose varias reivindicaciones por parte de los profesionales del sector encaminadas a ofertar un periodismo más inteligente, centrado en el juego y no tanto en intrascendentes noticias sensacionalistas o tertulias a gritos que únicamente persiguen un determinado tráfico en las redes o audiencia en televisión, olvidando lo más esencial del deporte y desdeñando los valores positivos que atesora.

El uso del fútbol por parte del sistema capitalista fue uno de los puntos más calientes de la mesa: Ángel Cappa advirtió sobre la conocida frase “el fútbol es el opio del pueblo”, aplicada a rajatabla por ciertos personajes de poder para sus propios intereses. El fútbol, como objeto de seguimiento masivo, es una excelente herramienta para transmitir valores y alternativas a lo establecido, que surjan de manera horizontal en las gradas y no de forma vertical desde los dirigentes de entidades y medios. Las directivas de los equipos han modificado su visión respecto a los aficionados, pasando de considerarlos leales seguidores bajo una perspectiva más sentimental y humana, a simples clientes con un propósito únicamente comercial. Es necesario plantear y plantearse que otro fútbol es posible, desde las categorías más bajas hasta la Primera División, donde el hincha sea partícipe de la marcha de su equipo.

La jornada terminó por la noche en el vallecano CSOJ La Atalaya, donde los representantes de Wanderers organizaron la entrega de premios del fútbol popular. Los trofeos fueron recogidos por representantes de los equipos populares y democráticos que ascendieron de categoría la temporada pasada como Unionistas de Salamanca CF, Xerez Deportivo o el madrileño Atlético Club de Socios, además de los ganadores a la mejor afición (CAP Ciudad de Murcia), el reconocimiento a uno de los colectivos más combativos del fútbol del estado como es Bukaneros (hinchas del Rayo Vallecano) o a la labor que está desarrollando el CPF Orihuela. La velada fue rematada por la FRAC -Fundación de Raperos Atípicos de Cádiz- con un concierto en el que no podía faltar un tema que, a día de hoy, prácticamente sirve de himno a la corriente del mismo nombre: “Odio eterno al fútbol moderno!”.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply