“Las últimas generaciones no están enseñadas y siempre es más fácil comer un bollo que una manzana” Entrevista a Marcelo

0

Foto0112

M.S.- Marcelo tiene 34 años y es dueño de una frutería en la calle Parque del Teide. Estudió empresariales y posteriormente un módulo de grado superior de imagen para ser fotógrafo.

¿Cómo es que trabajas en la frutería?

Pues porque las cosas vienen como vienen y no había trabajo de fotógrafo. Después enfoqué mis estudios a la jardinería, pero tampoco pudo ser. Mis padres siempre han tenido una frutería y cuando estudiaba y trabajaba de jardinero les echaba una mano trabajando con ellos. Al final no me quedó otra opción que continuar con el negocio familiar, y suerte que lo tengo…

¿Hace cuánto tiempo que la frutería es tuya?

Tres años y medio, aunque ya te digo que siempre me he dedicado a esto.

¿Cómo ha sido la evolución en estos años?

El tema de ventas se ha mantenido y la clientela es estable más o menos. Como es un negocio de barrio está aguantando y por suerte no ha ido a peor.  Mi cliente es sobre todo de barrio aunque alguno de los antiguos clientes sigue viniendo a comprar. De hecho hago algún pedido a domicilio.

¿Tienes la opción de servicio a domicilio?

Sí, pocos, pero incluso con clientes con los que tengo confianza me lo mandan por wass up y se lo llevo a casa. Aunque realmente yo creo que a la gente lo que le gusta es venir y ver el género.

Háblanos del género que tienes en la tienda.

Pues fruta y verdura de la mejor calidad y con precios lo más razonable posible. Lo traigo a diario y fresco, que es fundamental.

¿Crees que consumimos poca fruta y verdura en general?

La verdad que sí, no consumimos lo que deberíamos. Tendemos a precocinados aunque comprendo que es porque la gente no tiene mucho tiempo para cocinar. La gente más mayor son los que más lo consumen, pero la gente joven y los niños mucho menos, aunque hay excepciones claro. Eso sí, todos presumimos que tomamos mucha fruta y verdura… Y creo que es un problema educacional, las últimas generaciones no están enseñadas y siempre es más fácil comer un bollo que una manzana. Además no podemos esperar que si los adultos no comemos sano, lo hagan nuestros hijos. Debemos dar ejemplo.

¿Por qué comprar en un comercio de barrio y no en un supermercado o gran almacén?

Principalmente por el trato. En un sitio grande no sabes lo que estás comprando porque nadie te asesora correctamente. Yo conozco lo que les gusta a mis clientes y les aconsejo, además de que el producto es siempre fresco.

 

¿Cómo podríamos potenciar las compras en el barrio?

Lo veo complicado porque siempre vamos corriendo y buscamos lo fácil. El problema es de la mentalidad de las personas, que preferimos ir a los centros comerciales grandes y encontrar todo lo que buscamos. Los comerciantes de barrio lo único que podemos hacer el promocionar nuestros negocios, aunque es complicado porque parece que cada vez perdemos más las relaciones interpersonales. Y la pena sería perder estos negocios, pero entonces seguro que sí se valorarían más…

¿Qué cualidades debes tener para estar de cara al público?

Mucho aguante, paciencia, ser muy amable y saber y querer tratar al público para que te aprecien.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply