ESPACIOS EN DESUSO

0

No pocos historiadores, intelectuales, economistas y escritores vienen diciendo desde hace siglos que los Estados han sido formados para garantizar la diferencia de clases, defendiendo los privilegios de la clase explotadora y oprimiendo a la clase trabajadora. No hay más que mirar
a nuestro alrededor para darnos cuenta de que así es. Por ejemplo las dos últimas medidas del anterior gobierno, ya en funciones, fueron indultar de la cárcel a un directivo del Banco Santander, garantizándose así dinero para las campañas electorales de su partido (ya que sin ellas y sus mentiras jamás saldrían elegidos) y unirse con el PP para cambiar, sin previa consulta a los ciudadanos, la Constitución, de manera que del presupuesto procedente de nuestros impuestos lo primero será siempre (aunque no haya dinero para las necesidades más básicas de los ciudadanos) pagar la deuda y sus devastadores intereses; dejando visible la ideología del PSOE.
Nuestro actual gobierno endeuda a toda la ciudadanía para conseguir un crédito a
los bancos privados y así alargarles su supervivencia, anunciando reiteradamente que este dinero es sólo y exclusivo para salvar a los bancos y no a los ciudadanos. Ni siquiera para el 24% de parados a los que, además de no garantizarles trabajo, el Estado, mediante la violencia, desaloja y deja tirados en la calle. En España hay millares de familias que por falta de trabajo no pueden pagar la hipoteca precisamente a estos bancos rescatados con el aval de todos los ciudadanos.
En los últimos meses, el estado y sus gobernantes han utilizado los mismos métodos para
desalojar cuatro espacios liberados en Madrid. Lógicamente el movimiento okupa les incomoda porque pone en evidencia a las administraciones del Estado, dejando visible su incapacidad para crear proyectos sociales sin astronómicas cifras millonarias y demuestran su miedo usando la violencia para destruirlo. Bien conocemos el monopolio (burguesía-estado) de los grandes medios de comunicación que nos envenenan desinformando también sobre el movimiento okupa, adoctrinando nuestros cerebros hacia el individualismo, la competencia, el consumismo, la inviolabilidad de la propiedad especulativa-privada, etc. Saben que, si no lo impiden, la clase oprimida, por necesidad, se une y se organiza formando una mutua cooperación ciudadana, siendo entonces innecesaria la alta burguesía para vivir. Esto conllevaría con el tiempo la extinción de clases, desapareciendo el Estado según lo conocemos (opresor con las clases desfavorecidas). Cualquiera puede comprobar la labor y el trabajo que realizan los liberadores de espacios en desuso y comprenderá lo injusto que son sus desalojos y el intento de eliminar este movimiento. Compañer@s, es nuestra obligación y necesidad como clase proletaria: la unión, la organización y la lucha.
Te esperamos en las asambleas los sábados a las 11h en la Plaza del Ayuntamiento. Y a vosotros, gobernantes y burócratas, cada vez tenemos más antídotos para vuestras mentiras, sólo os queda la violencia, pero la repeleremos porque estamos más unidos y organizados que nunca y cada vez somos más compañer@s en la lucha.
UN DESALOJO DOS OCUPACIONES

Comments

comments

Share.

Leave A Reply