¿Es realmente efectiva la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables?

1

Mª Eugenia Vicente, vocal del AMPA Federico García Lorca de Alcorcón.-El próximo día 7 de mayo los alumnos de 6º de Primaria de la Comunidad de Madrid se enfrentarán a la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables (CDI). Se trata de una evaluación que la Consejería de Educación instauró en los centros sostenidos con fondos públicos hace algunos cursos de la mano de Esperanza Aguirre y tiene, según la Administración, un carácter “formativo y orientador para centros, padres y alumnos y para la Administración educativa respecto a la eficacia de sus planes y actuaciones”. Desde el principio estas pruebas han estado rodeadas de polémica. Los dos primeros cursos se hicieron públicos los resultados por centros y con ellos se estableció un “ranking” de colegios. Muchas voces críticas con la CDI consideran sus resultados no tienen en cuenta ni el entorno social del centro escolar, ni el tipo de alumnado matriculado en ellos (por ejemplo con NEE), ni el proceso de aprendizaje global del alumno.

Como padres, consideramos esencial el proceso de evaluación de nuestros hijos y para ello confiamos en las calificaciones que nos dan sus docentes al final de cada trimestre. Ellos que les siguen día a día pueden establecer con más parámetros y criterios si aprenden al ritmo adecuado y si adquieren las destrezas que establece el currículo. Por esta razón ponemos en “cuarentena” las CDI, más cuando desde la Administración se empeñan en aumentar su número (ahora se hacen en 6º de primaria, y 3º de la ESO, pero se rumorea que se quiere implantar en alumnos de 5 años) y siempre las realizan entidades externas lo que tiene un elevado coste. Además, pese a lo que establece la Consejería, esta evaluación no es meramente informativa ya que su resultado queda reflejado en el historial académico del alumno, dándole el mismo valor que a toda su etapa escolar.

Por otro lado, en algunos centros, viendo el carácter “clasificador” de la prueba y cómo los resultados de la misma podrían usarse como “elemento de marketing y diferenciador” ya han caído en la tentación de preparar a sus alumnos exclusivamente para ella para obtener buenos resultados, lo que no deja de ser una perversión del sistema: si el instrumento que debería servir para evaluar el sistema se convierte en el objetivo final ¿qué evaluamos? ¿Son fiables los resultados? En nuestro centro, el CEIP Federico García Lorca los alumnos de sexto hacen un par de “ensayos” con pruebas de otros años con el fin de que sepan cómo realizarla y no se pongan nerviosos. Sin embargo, y por decisión de su claustro, no se prepara a los niños en exclusiva para la CDI ya que de otra forma no sería un centro escolar sino una “academia”.

Ahora queda por ver la verdadera utilidad de estas pruebas ya que aunque en años anteriores han demostrados las áreas en las que patinaban nuestros alumnos lo cierto es que desde la Administración no se han puesto los medios para resolverlo. Muy al contrario, se siguen adelgazando los recursos en la escuela pública con menos docentes, menos apoyos y más alumnos por aula lo que impide, por ejemplo, hacer desdobles, un recurso que se ha revelado muy útil para materias complicadas como las Matemáticas. Cuando este verano se publiquen los resultados generales de las CDI de este año volveremos a echarnos las manos a la cabeza con los resultados y entonces habrá que preguntarle a la Consejería, ¿ahora qué van a hacer ustedes?

Comments

comments

Share.

1 comentario

  1. Pingback: ¿Es realmente efectiva la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables?

Leave A Reply