Entrevistamos a Victor, uno de los 5 de Alcorcón detenidos el 14N: “Como migrante, encontré las puertas abiertas de este país. Pero con la crisis, empezaron a cerrarse para toda la sociedad”

0
victor y manuel

Victor, uno de los 5 de Alcorcón, con el abogado y activista de movimientos sociales Manuel San Pastor

Pablo L.- Ya ha concluido el primer juicio a los 5 de Alcorcón en el que cuatro vecinos han sido juzgados por supuestos incidentes en la huelga general el 14 de noviembre de 2012. A la espera del segundo juicio en el que se juzgará al quinto detenido y previsto para martes 25 de abril. Hemos hablado con uno de los cuatro vecinos juzgado el 17 de abril en Móstoles, Víctor Ospina, a quien la Fiscalía le ha rebajado considerablemente la petición de condena de cinco años y medio a 13 meses de prisión.

Las compañeras y compañeros de Ágora Alcorcón le conocemos bien. Las más veteranas hemos compartido momentos y oficio con él desde que este medio era parte de la Comisión de Comunicación del 15M en Alcorcón.

Es un apasionado del noble arte de las Ciencias de la Información además de periodista de profesión. Es curioso y siempre mira a su alrededor. Habla pausado. Siempre lleva una libreta haciendo de cada anotación un leve latido que poco a poco va dando vida a los artículos que con tanto empeño escribe.

Aquel día no era menos y Víctor ahí estaba, en plena huelga, en plena noticia, en plena lucha para contarnos lo que los medios tradicionales, en muchos casos financiados por la patronal, no suelen hacer.

Puesto que fui partícipe en primera persona de los hechos y los recuerdo con total nitidez por lo grotesco y esperpéntico de su detención, me permitiré la licencia de saltarme el “presunto” y toda “ética periodística” para asegurar que entrevistamos a Victor H. Ospina, colaborador de Ágora Alcorcón, inocente y víctima de una detención completamente aleatoria e injustificada en la pasada huelga general del 14 de noviembre de 2012:

¿Cómo te sientes después de todos estos años de espera?    

He tenido altibajos, pero en general he estado bastante tranquilo porque he tenido una fe inquebrantable en la justicia a pesar de la propia justicia me había imputado delitos de desórdenes públicos y atentado a la autoridad. Por las palabras de Jorge Fernández Díaz (“esto la Fiscalía te lo afina“) sabemos la contaminación del poder político sobre la Ministerio Público.

¿Que papel jugó tu abogado?

Muy importante también la labor de mi abogado, Manuel San Pastor. Me estuvo explicando, ayudando y tranquilizándome. Hizo que la espera durante estos años haya sido más llevadera.                   

¿Qué opinas de la respuesta de la gente ante vuestra situación (la de los 5 de Alcorcón)?   

Estoy muy agradecido a toda la gente de colectivos activistas y movimientos sociales que creen que la lucha y las manifestaciones contra los distintos problemas es el camino para acabar con estos problemas. Gente que cuando yo salí a manifestarme el día 14 de noviembre de 2012 no conocía y que me ha acompañado en el juicio.                     

¿Cómo y por qué acaba un chico como tú participando en una huelga general?        

Cuando la huelga se convoca en noviembre de 2012 hay un contexto social, económico y político bastante complicado. Oposición, sindicatos y movimientos sociales ya informaron de lo dañina que la reforma laboral iba a ser para la sociedad. Otro motivo era el empeoramiento económico de las clases populares: no tenían que ver con la crisis, pero eran las principales víctimas.

Una tercera razón tiene que ver con mi condición de migrante. Yo aterricé en este país en el 2001, en el 1999 mi madre y en el 2000 mi padre. Desde que llegué, encontré las puertas abiertas: educación, sanidad, tranquilidad, seguridad, un país desarrollado al fin de cuentas. Pude estudiar. Mi hermano menor, Carlos, también. Está trabajando de lo que estudió, pero ha tomado la decisión de prepararse las oposiciones para técnico de Hacienda. Mi otro hermano pequeño, John, tiene una discapacidad y gracias los profesionales del centro Padre Zurita de Alcorcón tiene se siente una persona integrada, tiene ambición y quiere encontrar empleo. En Colombia, no hubiéramos encontrado las posibilidades de crecimiento personal que ha tenido aquí. Allí sólo los ricos pueden.

Si no fuera entonces por el Estado de Bienestar… 

Si no fuera Estado de Bienestar, ni mis hermanos ni yo tendríamos las oportunidades que en su día encontramos. Da igual tu origen de nacimiento, el color de la piel. Se habla mucho del sueño americano y bien poco del español. Y según la crisis avanzaba, veía que los derechos y oportunidades que tanto mi familia como yo habíamos disfrutado se iban perdiendo, Ya no solo para los migrantes, sino también para toda la sociedad española. Razón de peso para protestar.

¿Crees que se está intentando criminalizar  a la gente?

Creo que se está intentando criminalizar la huelga, a la gente. El mejor ejemplo son las peticiones desproporcionadas que hemos visto por parte del Ministerio Público. Buscan crear miedo, que la gente no se manifieste, castigar la disidencia…

Nuestro caso es un ejemplo. El fiscal de instrucción nos pedía unas condenas desorbitadas. Pero antes de empezar el juicio, otro representante del Ministerio Público ofreció al abogado una reducción considerable de la pena: de los cinco años y medio a un año y medio. Pero me negué. Si algo he tenido claro, es que no me iba a declarar culpable de algo que no cometí. El juicio ha quedado para sentencia y todos somos bastante optimistas: de los 23 años y medio que pedían para Adrián, José María, Cristian y yo, se han quedado en dos años y medio y sanciones económicas. Afortunadamente quienes tienen la última palabra son los jueces y el día cuatro de mayo sabremos la resolución definitiva.

A pesar de Rato, Barcenas o Urdangarín, hay que seguir creyendo en la justicia, creo que vivimos en un estado democrático y plural en el que uno se puede manifestar sin miedo y defender todas aquellas causas que consideramos justas. Con todas sus imperfecciones, sigo creyendo en el sistema: he tenido un juicio, derecho a un abogado, y he podido hablar. Pero tengo claro que protestaré de nuevo si es lo que hay que hacer.

¿Volverías a participar en una reivindicación similar?     

Si, porque sigue habiendo motivos. Respecto a hace cinco años la situación para las clases populares no ha mejorado desafortunadamente.

Estamos en pleno proceso de recuperación económica… ¿Crees que sigue habiendo motivos para la protesta social a día de hoy?         

Hay una recuperación económica pero en términos macroeconómicos. Sin embargo, hay muchos vendedores de crecepelo que nos venden que la sociedad ya está notando los efectos de esta recuperación. Sólo hay salir a la calle para ver que la economía real, la economía de las personas donde la mayoría de la población nos movemos, sigue igual. Yo soy el primero que desea que la situación mejore, pero hay que ser realistas, responsables y no engañar a la gente.        

¿Qué le pides al futuro?

Uno de los problemas que yo veo es que todavía hay mucha gente que no se implica de manera directa. Hay gente que hace visible unos problemas que afectan a la sociedad, pero la sociedad no se compromete como lo hacen los primeros. 

A día de hoy no somos muchos, pero afortunadamente somos fuertes y yo creo que esa fortaleza y esas ganas de contribuir a la sociedad es lo que va a hacer que la propia sociedad mejore. Las manifestaciones y las imputaciones van a seguir y creo que debemos estar todas y todos. De hecho, la semana que viene tenemos la siguiente cita para el juicio de Javi, el quinto detenido de los 5 de Alcorcón. Para él, piden dos años de condena y vamos a estar con él apoyándolo.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply