Entrevista a Taller García Bravo. “La lucha diaria, el antídoto para luchar contra la crisis”

0

taller  WEBV. H. Ospina.- Taller García Bravo es un taller que se dedica especialmente a la chapa y pintura. Ubicado en la calle Petróleo 6 en el polígono de San José de Valderas, abrió hace más de 30 años, cuando Alcorcón era todavía un solar. Actualmente, son los tres hermanos quienes llevan el timón. Me atiende uno de ellos, Rubén, que cuenta a Ágora su nacimiento del taller  y cómo hacen frente a la crisis, entre otras cosas.

Ágora. ¿Cuándo empezaste con el taller?

Taller García Bravo. Es un taller familiar, haciendo memoria creo que mi padre lo abrió en el 1981. Me acuerdo que no había tantas naves y que esta parte de “Alcorcón o Leganés”, según como se miré. Estaba “al final del mundo” rodeado de descampados, e íbamos a ver a mi padre en bicicleta o en un paseo que se me hacía eterno.
Compagine ayudar en el negocio familiar, y estudiar; y cuando falleció mí padre, me quede con el negocio familiar y hasta ahora.

Ágora. ¿Cómo es el día a día?

Taller. Uff  (resopla) ¡Vaya pregunta que me haces!, Mí día a día, es como el de cualquier trabajador que madruga y llega tarde a casa.
Te puedo asegurar que no me aburro, tienes que hablar con los clientes, las compañías de seguros, los proveedores, etc. Y además hacer el trabajo. A veces es un poco estresante.  Otras veces, te estresas por la falta de trabajo… y el estrés es por pagar las tasas oficiales, los impuestos… ¡Es lo que nos pasa a los autónomos! Si pudiera elegir, elegiría el primer estrés.

Ágora. ¿Va menos la gente al taller por la crisis? ¿Qué peligros puede conllevar eso?

La crisis se nota, y bastante, no nos vamos a engañar. Mucha gente pasa el seguro del coche a terceros, y solo se pinta o repara la carrocería cuando ya no hay más remedio.

Taller. Nosotros al ser un taller familiar, Siempre hemos dado mucha importancia a la atención al cliente, y esto se ha notado con la fidelización de nuestros clientes. No hemos sufrido los mismos bajonazos económicos que otros talleres. Tenemos clientes que anteriormente fueron clientes de mí padre, e incluso ahora vienen sus hijos. Esto es de agradecer, y sinceramente me da mucha alegría poder verlos.

Á. ¿Cómo afrontas la crisis?

T. Me acuerdo que mi padre decía todas las mañana, a la lucha diaria, eso se me ha grabado desde que era un niño. Ahora con esta crisis mantengo la misma filosofía que me enseño mí padre, y enseñaré yo a mí hijo.

¡Ojala que esta mala racha pase pronto!, y que dentro de poco otra vez las cosas se estabilicen

Comments

comments

Share.

Leave A Reply