Entrevista a la editorial Queimada

0

Raúl Robles. Ágora Alcorcón

AA.- Hola Joaquín, encantados de entrevistaros y conocer un poquito de primera mano vuestro proyecto editorial. Lo primero que me pica la curiosidad es conocer cómo se gesta esta editorial y a qué os dedicáis, para que las gentes de Alcorcón puedan conoceros.WEB LIBROS LIBRES

Queimada Ediciones nació en 1968 por iniciativa de un grupo de jóvenes libertarios que, en forma cooperativa y autogestionada, iniciaron un proyecto de empresa cultural, editorial, imprenta y distribuidora, cuyo objetivo era el de llenar alguna de las lagunas culturales que el franquismo había dejado en este país sobre todo desde el punto de vista de las ideas libertarias.

AA.- Vuestro proyecto viene de lejos, pero parece que lo tuvisteis que dejar un tiempo y decidisteis retomarlo. ¿qué objetivos os planteabais, y cuáles os habéis planteado en esta etapa ya más reciente?

Sí, el proyecto se fue vaciando más de personas que de contenido, a lo que no fueron ajenos los conflictos internos dentro del movimiento libertario. De modo que los componentes iniciales fueron orientando su vida por otros caminos hasta que la editorial dejó de publicar durante bastante tiempo. Pero hace tres años, ante la disyuntiva de dejar desaparecer la editorial del registro o volver a la actividad, tres de los antiguos socios decidimos retomar el proyecto y volver a ponerlo en marcha, aunque limitado esta vez exclusivamente a la editorial. Tengo que decir que todo lo ocurrido con el 15-M no fue ajeno a esta reactivación de Queimada.

Nuestro objetivo es muy simple: en primer lugar queremos llevar una linea de publicaciones que podría ser la columna vertebral de la editorial y que está muy apegada a la situación actual: empresas autogestionadas (La Autogestión Viva), el problema de los desahucios (Tu casa no es tuya, es del Banco), son libros que marcan esa línea de publicaciones. Pero no dejamos de lado la Historia, la Novela e incluso la Poesía, publicando primeras obras de autores noveles o algunas antologías como nuestra última publicación Palabras de Barricada, una colección de anarcoversos.

AA.- Afortunadamente, dentro de editoriales, digamos más centradas en aspectos políticos y sociales, y de alguna forma alejadas de los grandes grupos de comunicación, no estáis solos. Pienso en Traficantes de Sueños, Capitán Swing, Pepitas de Calabaza… ¿qué creéis que aportáis dentro del mundo editorial alternativo? ¿qué hueco habéis venido cubriendo?

Con toda sinceridad es un tema que ni siquiera nos planteamos porque no es algo que nos preocupe. Quizás, porque no parezca que rehuimos la pregunta, te diría que tenemos una preocupación muy seria por tratar los temas de aquí y ahora más que la recuperación de textos históricos o de clásicos de la izquierda.

AA.- Echando un vistazo a vuestras publicaciones, queda clara una fuerte impronta libertaria, y se adivina una voluntad de recuperación de la memoria histórica. Ser anarquista siempre ha sido una especie de anatema, y tiene que ver en mi opinión por falta de conocimiento de qué es ser anarquista, y también porque la televisión y la prensa convencional se ha encargado de tergiversar, omitir o criminalizar. ¿Puedes ayudarnos a acercar la ideología libertaria a los vecinos de Alcorcón de una forma sencilla y breve?

El anarquismo ha sufrido históricamente de su identificación interesada con los atentados y la violencia. Pero todos los grupos e ideologías políticas han tenido sus fases de violencia política o de lucha armada. Intentando definirlo de una forma sencilla, podríamos decir que el anarquismo es la ideología de los que defienden a ultranza la libertad individual pero siempre dentro de un proyecto colectivo, de comunidad, de municipio, regional o mundial, y se basa en las siguientes ideas fuerza: autogestión, libertad, apoyo mutuo, colectividad, acción directa y federalismo. La base es la desaparición del concepto de poder por la asunción de la responsabilidad individual.

AA. ¿Cuál es la situación “financiera” del proyecto? ¿En qué periodo habéis encontrado más dificultades para sacar adelante el proyecto?

Pues no queremos utilizar más que nuestros propios recursos, es decir, no pedimos créditos, ni subvenciones ni nada que nos pueda atar en el presente ni en el futuro. Vendemos a precios muy asequibles y pagamos a los autores más que ninguna otra editorial que conozcamos. Y, por supuesto, lo más difícil fue sin duda el principio.en

Comments

comments

Share.

Leave A Reply