Entrevistamos a Javier Orive, el quinto de los 5 de Alcorcón detenidos en la huelga general del 14N “Lo que quiero es que haya justicia social y nada más”

0

Actualizada a 24 de mayo: según nos confirma su abogado, Manuel San Pastor, Javier Orive ha sido absuelto de todos los cargos de los que fue acusado la pasada Huelga General del 14 de Noviembre de 2012.

Javier Oribe tras la salida de los juzgados

Javier Oribe tras la salida de los juzgados

Pablo L.- Javier Orive es vecino de Alcorcón y el último por juzgar de los 5 detenidos en la huelga general del pasado 14N de 2012. Es un hombre de mediana edad, inquieto, participativo y que tras una sonrisa pícara a la par de sincera esconde tras ella los golpes de una crisis que ha vivido en primera persona.

Escayolista de profesión, es una de tantas víctimas de la precariedad laboral. Una de esas vidas que buscan, que exigen dignidad a un sistema que en los últimos años ha mostrado su mayor crudeza a gente como Javier.

Nos reunimos con él para entrevistarle sobre la cita judicial que ha tenido lugar hoy martes 25 de abril de 2017.  Le condenan por varios daños y desordenes que él niega cometer. Sale de los juzgados con la mirada alta, confiado en su inocencia plena e insistiendo en que él no hizo nada punible aquel 14 de noviembre de 2012:

¿Qué te llevó a participar en la huelga general del pasado 14 de noviembre de 2012?

Yo fui a la Huelga porque como tantos trabajadores tenía trabajo, me despidieron y llevo bastante tiempo desempleado. Fuimos para insistirles a los trabajadores que hicieran huelga porque la reforma laboral nos ha afectado a muchos trabajadores.

¿Qué originó la detención?

Estaba con otras personas hablando con los trabajadores y entonces mandan a la policía a ponerse en la puerta como si los piquetes fueran delincuentes. Entonces hubo una serie de empujones, caí al suelo y me detuvieron.

¿Hubo algún tipo de enfrentamiento entre manifestantes y policía?

No. Se intentó hablar con los trabajadores para animarles a secundar la huelga pero no nos dejaron. Ellos insistían en que tienen que defender a los servicios mínimos -que me parece que son abusivos- y no nos dejaron.

¿Por qué crees que los servicios mínimos son abusivos?

Porque son abusivos. De lo que se trata una huelga es de parar el transporte, de parar el país para que se reivindiquen unos derechos que estamos perdiendo.

Esa huelga general se hizo a consecuencia de una reforma laboral puesta en marcha por el Partido Popular y fue muy criticada por partidos políticos, sindicatos y movimientos sociales. ¿Crees que la receta del PP ha tenido algún impacto positivo para la gente?

No. Ha tenido más bien impactos negativos. Porque no encontramos trabajo. El trabajo que hay es precario. Te hacen contratos hasta por horas o un día… A mí me han llegado a pagar la hora a 3,50€ teniendo que ir a trabajar a Paracuellos del Jarama.

¿Cuánto tiempo llevas sin poder tener un contrato estable que te permita garantizarte una vida digna?

Llevo… No sé… Unos tres o cuatro años.

¿Y no ha mejorado nada la situación?

Nada. Ha empeorado.

Ahora por ejemplo si hubiera una huelga general para volver a las condiciones laborales de principios de los 90 que tumbara las últimas reformas laborales ¿la secundarías?

Por supuesto. Voy a ir a todas y aunque tenga trabajo estable. Todos somos trabajadores. Cuando tenía trabajo y pasaba hacía huelga por otros compañeros que les pasaba lo mismo. Siempre he estado muy concienciado. Y ahora más motivos tengo porque ya no tengo trabajo, no tengo nada. No tengo miedo.

¿Tienes expectativas de que salga bien el juicio?

Si. Tengo expectativas porque no he hecho nada. Soy una víctima del sistema y encima por protestar me quieren meter una multa que no puedo pagar porque no tengo dinero. Y aquí mientras los corruptos campan a sus anchas.

¿Crees que la justicia es más ventajosa con los poderosos que con la gente de a pie?

Por supuesto. Con los poderosos se arruga y con los trabajadores y las personas que protestamos por nuestros derechos se envalentonan.

En cuanto a la justicia, ¿Tienes esperanza de que esta situación se revierta?

Tengo poca.

Cinco años de espera para un juicio en alguien que no tiene antecedentes… ¿Cómo lo llevas?

A parte de que es un despilfarro para nosotros que pagamos los impuestos. Todo va bastante lento, no está informatizado, he visto a mi abogado con un tocho de papeles. Me parece que es como una especie de engranaje que tienen montado para que todo siga igual.

¿Qué le pedirías al futuro para cambiar la situación social?

Para cambiarlo las personas tienen que salir a la calle a protestar como se hizo más o menos en el 15M. Y aunque haya un partidito u otro que entra diciendo que “esto lo vamos a cambiar” hay que seguir luchando porque siempre hay algo por lo que luchar. Lo que quiero es que haya justicia social y nada más. No puede haber cuatro ricos que tengan el dinero y que a nosotros cada vez nos aprietan más. Que los que más tienen que paguen más impuestos y que los que menos tienen que paguen menos. Eso es, justicia social, nada más.

¿Qué mensaje le darías a la gente que está leyendo esta entrevista?

El mensaje es que no tengan miedo. Que salgan a la calle a protestar por sus derechos. No va a pasar nada porque ya peor que está uno… Ánimo, la lucha es el único camino, ya sabéis.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply