Entrevista a Assen “Muchos conductores han cambiado el coche por la moto para ir a trabajar”

0

assenWEBVíctor H. Ospina.- Juan, de 52 años, es propietario de Assen 1997, un taller de motos en Alcorcón que lleva funcionando diez años, “que se han pasado volando”. En el talleen situado en la calle Astorga, trabaja sólo él,

Aunque vive en Cuatro Vientos, llegó a la localidad porque le gustó la zona en donde podía encontrar la tranquilidad que buscaba. En el taller que aprendió el oficio, se exigía mucho a los trabajadores. “Los clientes querían inmediataller. “Acabé tan cansado, que después de dejarlo, busqué trabajo en algo distinto”. Después de montar su segundo taller, volvió a  cerrar. En su tercera aventura, trabaja sólo. Sin presiones.

– ¿Das abasto para llegar a todo?

-Bueno. A veces me las tengo que ingeniar para ir a por recambios.

-Entonces tiene que cerrar el taller.

-Sí. Pero me he puesto una premisa para que esto funcione: la moto que está dentro tiene prioridad. La que venga puede venir o no venir.

En Assen, Juan repara todo tipo de motos. Lleva algunas marcas en especial. Pero las que más se trabajan son las scooters. “Hace unos años hubo un boom cuando el gobierno permitió que los conductores con carnet de conducir podían coger conducir moto. Eso dio un impulso muy grande al sector”. Los informes revelan que este año ya se han vendido más de 50.000 vehículos de dos ruedas y se espera que al final de año se hayan vendido más de 110.000.

La crisis ha modificado nuestros hábitos y conductas. “Muchos clientes han cambiado el coche por la moto para ir al trabajo. Una moto por cada 100 kilómetros gasta unos 3,5 litros de 125. A esto tienes que tener en cuenta el tiempo que te ahorras. En moverte, en aparcar, en no tener que bajar a renovar la ticket del parquing”.

-¿Cuál es una avería con las que te sueles encontrar?

-El cable del cuentakilómetros es algo que se avería con cierta casualidad. Cambiarlo cuesta entre 15 y 30 euros, una cantidad que puede aumentar si tenemos que cambiar la pieza.

Preguntado por el comportamiento de los motoristas a la hora de mantenimiento, contesta que los conductores se están concienciando para alargar la vida útil de las motos, que de media suele rondar los 50.000 kilómetros. Además, destaca que estos vehículos requieren más cuidado a la hora de conducir debido a la fragilidad en las caídas.

Juan no sólo es mecánico, también es motero. “Tengo dos motos: la del taller si se llegar el momento de salir a recoger una pieza a sitios aquí y con la que suelo ir a pasear y a hacer recados un poco más lejos. Y el coche está aparcado”.  Cometa que muchos clientes ya se han convertido en amistades y que algún fin de semana realiza salidas con sus amigos.

Le preguntamos a Juan los motivos por los que se anuncia en el periódico y  sentencia que su apoyo el proyecto se debe comparte la difusión de los valores como democracia y justicia social que las siglas transmiten. Juan está al tanto de la gestión que el alcalde David Pérez está haciendo en la localidad: “recortes, despido de personas de la administración local, privatización de los servicios como el de la recogida de la basura”.

Además del tiempo que le dedica al taller, Juan participa en las asambleas del fenómeno Podemos, que tanto asusta entre las élites extractivas de este phaís. “Es hora de que la gente participe en la política”, apunta este mecánico.

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply