Entrevista a Alicia Murillo

0

a1a103e52bbc5c4a2b7a8f07a60d229d-tic_1200_1200

Sara Álvarez.— Alicia Murillo se define en su blog “A través del espejo de Alicia” como “activista feminista y artista multindisciplinada”. Es autora del proyecto “El Cazador Cazado”, que consiste en que, cuando un machista la increpa por la calle,saca el móvil, enciende la cámara y emplaza al agresor a explicar qué le ha dicho y por qué. Posteriormente, difunde el vídeo por Internet. El próximo sábado 13 de julio presenta su cabaré feminista en la Sala Tribueñe de Madrid, y aprovechará su visita a la ciudad para realizar su taller feminista de empoderamiento y autodefensa “El Cazador Cazado”.

Sara.—Me gustaría que me hablaras de tu proyecto “El Cazador Cazado”. ¿Cómo surgió y qué utilidad crees que tiene?

Alicia.— “El Cazador Cazado” surgió como una medida personal, una manera de poder afrontar un acoso callejero que en mi ciudad es diario y que yo llevaba muy mal porque lo sufría desde la adolescencia. Al principio me ponía muy nerviosa, llegaba llorando a casa, y decidí darle la vuelta a la situación, pero nunca pensé que pudiera llegar a tener el impacto que ha tenido.

S.— ¿Recibes mensajes de mujeres que hayan puesto en práctica las técnicas de “El Cazador Cazado”?

A.— Sí, recibo mensajes de muchas mujeres a las que esto les ha ayudado a identificar el acoso sexual callejero como agresión sexual, a luchar contra él, a perder el miedo y a hacerles ver que ellos tienen más miedo de nosotras que nosotras de ellos, por eso nos agreden.

S.—En muchos textos feministas aparece el concepto “micromachismo”, acuñado, según tengo entendido, por Luis Bonino. ¿Me puedes explicar qué entiendes por este término?

A.— No me gusta mucho emplear este término.Por “micromachismo” yo entiendo (aunque no sé si es lo que este señor quería decir) que nos referimos a pequeños detalles machistas con los que diariamente convivimos. Como yo entiendo que ninguna agresión puede considerarse pequeña. Más que “micro” lo llamaría “machismos frecuentes”, porque el que una vaya por la calle y la insulten o la intimiden con miradas y tocamientos no es un detalle pequeño. El problema es que, cuando las agresiones son tan cotidianas, nos acostumbramos a ellas, pero reivindico el hecho de que las mujeres hagamos ver que nos condicionan la vida. Es normal que una señora vaya por la calle, un señor la agreda y las personas que estén alrededor no hagan absolutamente nada. Por eso, las mujeres, además de acosadas, nos sentimos solas.

S.—¿Crees, como el señor Gallardón, que lo que nos hace auténticamente mujeres es la experiencia de la maternidad?

A.— (risas) Claro, como él no es mujer no tiene ni idea de lo que habla. Yo tengo una teoría sobre Gallardón: yo creo que ese hombre, lo que de verdad ansía en su vida, su máximo deseo, es tener una vagina. Tiene esa frustración, y como vive y trabaja en un ambiente en el que jamás sería aceptado si se realizase una vaginoplastia, pues está puteando a las personas que tenemos vagina por pura envidia. Por eso dice esas tonterías. Además, tampoco hay que tomarlo en serio, hay que acabar con él.

S.—Háblanos un poco de tu espectáculo. Hazte publicidad, no te cortes: queremos que la gente de Alcorcón se anime y vaya a verte al recital musical de cabaret feminista en la Sala Tribueñe (c/ Sancho Dávila, 31. Metro Ventas) del próximo sábado 13 de julio a las 21 h.

A.— Te voy a contar el origen de este espectáculo. Yo vengo de un ambiente muy machista, que es el del conservatorio, donde estudié la carrera de canto. En los teatros de ópera mandan señores mayores de 60 años, y si quieres hacer un espectáculo antes o después tienes que pasar por el despacho o por la cama de un cincuentón o de un sesentón. Ahora con la crisis, como ya no hay subvenciones, las mujeres como yo, que se dedicaban al teatro profesional, nos hemos ido al paro. Así que esta gira ha surgido como una especie de milagro feminista. Está íntegramente organizada por mujeres y por colectivos feministas. También están en ella las mujeres del Sindicato Andaluz de Trabajadores. Así que, bendita crisis que me ha posibilitado hacer este espectáculo en el que estoy yo sola cantando lo que yo quiero, donde hay músicas compuestas por mí y para el cual no he tenido que pasar por el filtro de un señor cincuentón y heterosexual. Muchas mujeres estamos tomando iniciativas individuales durante la mayor crisis del teatro en España. Nos estamos moviendo mucho y creo que lo estamos haciendo muy bien. Y esta gira es un ejemplo de eso. El espectáculo es muy divertido. Invito a la gente a que venga a verlo porque se lo van a pasar muy bien.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply