El “tiburón Cañete” al servicio del capital

0

 

NoLeyCosta-04Zelig.- La ley de costas de 1988 fue una de las leyes más importantes de nuestra democracia, se concibió con el objetivo de evitar la degradación de nuestro litoral. Era una ley básica para la defensa del medio ambiente y pionera en el mundo en su  competencias.

La modificación de esta ley supondrá una irreparable pérdida de espacios públicos y naturales.

El Anteproyecto de Ley llamado con el rimbombante nombre: Protección y Uso Sostenible del Litoral y modificación de la Ley 22/1988 de Costas;  supone un retroceso histórico, marchando en dirección contraria a todas la Directrices  de los paises europeos.

Se trata de un Anteproyecto de ley que incentiva el uso privativo de determinados espacios de nuestro litoral, considerando que debe establecerse un régimen de concesiones para legitimar lo que se había hecho de forma, procediendo a su regularización a los 75 años de entrada en vigor de esta ley.

También se permite la compraventa de estas concesiones; lo que prácticamente supone una concesión a perpetuidad.

Este Anteproyecto anula la franja de protección de suelo no urbano que antes era de 100 mts  para igualarla a la de suelo urbano que es de 20 mts.  El cambio de esta norma dará lugar a la proliferación de construcciones en el litoral qu la anterior ley protegía.

Antepone los intereses de los particulares al interés general de los ciudadanos. El espíritu y la letra de la nueva Ley, legitima el uso y beneficio de los negocios y actividades privadas que se hacen en las zonas de playa, dando supremacía a la actividad empresarial, ante que a la protección del medio natural para el disfrute de todos.

Esta Ley se ha hecho como un traje a la medida del capital especulativo, que durante años a destrozado nuestra costa, puesto que ha cedido a los interese de Plataformas impulsadas por este entramado empresarial, diseñando un régimen especial para diez zonas problemáticas que se excluyen del Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT). Estas zonas han sido excluidas sin ningún criterio ambiental y sin ningún estudio.

No contiene ningún artículo para la protección de la ribera del mar con el objeto de preservar su integridad como consecuencia de la inundaciones o subidas del mar por el Cambio climático.

El mismo gobierno modifica la definición de la Dunas sugiriendo directamente inundar cualquier marisma o marjal para que estos terrenos se desclasifiquen y puedan pasar  a manos privadas.

No es de extrañar que esta Ley sea promovida por el Ministro Arias Cañete, conocido oligarca gaditano , con  intereses en  dos empresas petroleras Ducar S.L  y  Petrogelis Canarias ( en las que ha ocupado puestos de  responsabilidad y tiene miles de acciones a su nombre y a los de su esposa y cuñado Miguel Domecq).

También fue nombrado consejero de Bami Newco por el promotor Joaquin Rivero, empresario jerezano con intereses en el proyecto de Puerto Sherry; o a otro como Marina Puerto Santamaría , que dice el informe que pretende construir 947 viviendas de lujo con una edificabilidad que casi triplica el máximo permitido.

He aquí una nueva muestra de la connivencia de los intereses de las elites políticas de nuestro país con las Oligarquías Pereféricas.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply