El Ayuntamiento de Madrid y sus trabajadores pobres

4

Daniel Burgos, miembro de la Oficina Precaria.- En los últimos años estamos asistiendo en la Comunidad de Madrid, y especialmente en Madrid capital, a una precarización absoluta de las condiciones laborales de aquellas personas que llevan a cabo servicios públicos. Es frecuente encontrar en la prensa cómo barrenderos, educadores sociales, profesores de música, guías turísticos, etc. Denuncian un empeoramiento radical de sus condiciones.

 La base de todo ello radica en el empeño de los gestores públicos madrileños de “externalizar”[1] todos los servicios públicos posibles. DichaWEB FUNCIONARIO PRIVATIZACIONES Alta política pública se basa en la falacia de que la gestión privada es más eficiente. Tal aseveración no encuentra ni respaldo académico, podemos ver incluso diversos estudios que demuestran lo contrario[2], ni empírico, entre otros, el ayuntamiento de León redujo a la mitad el gasto en recogidas de basuras tras remunicipalizar la gestión del servicio.

Lo único real es que las empresas concesionarias reducirán la inversión en la prestación del servicio para aumentar sus márgenes empresariales. Esto redunda en un empeoramiento de las condiciones del servicio y de las condiciones laborales de los trabajadores contratados para ello.

En la actualidad, cuando una empresa presenta una oferta para hacerse cargo de la gestión de estos servicios, lo único que se tiene en cuenta por parte de la mesa de contratación encargada de adjudicar la misma es el aspecto económico. Es decir, no se tiene en cuenta la mejor oferta en conjunto, aquella que de manera más eficiente pueda llevar a cabo la prestación de manera óptima.

Si sumamos ambos aspectos; el hecho de que las empresas quieran aumentar sus márgenes de beneficios y que el dinero que reciben para llevar a cabo la prestación de los mismos es cada vez menor, lo que resulta es un servicio peor prestado y condiciones laborales de miseria para los trabajadores.

Como ejemplo tenemos, entre otros, a los informadores turísticos de Madrid, que han sido despedidos para ser sustituidos por personal con contrato en prácticas y salarios de 590€ por los 823€ que venían percibiendo estos trabajadores.

En la Oficina Precaria hemos conocido de primera mano algunos de estos casos a través de nuestra asesoría laboral gratuita, y es muy frustrante ver cómo las condiciones de precariedad a que se ven sometidos estos trabajadores encuentran amparo legal en las licitaciones de los servicios, que no establecen condiciones mínimas de calidad del empleo. Si bien no se puede dejar de señalar a las empresas que llevan a cabo estas prácticas, son las autoridades públicas las que en última instancia las están permitiendo y, en algunos casos, fomentando. Es el Ayuntamiento de Madrid el que está permitiendo la prestación de servicios públicos por trabajadores sin condiciones mínimas de calidad del empleo. Y, por tanto, es el Ayuntamiento de Madrid el responsable de que estos trabajadores, a pesar de contar con un empleo, rocen condiciones de pobreza.

 [1] Término tristemente aceptado en la última reforma de la R.A.E como eufemismo de “privatizar”.

[2] Un ejemplo es el informe PIQUE, publicado en Viena en 2009, en el que se demuestran, entre otros, los efectos perjudiciales de las privatizaciones para el empleo

Comments

comments

Share.

4 comentarios

  1. JOAQUÍN BENITA MENDIETA on

    LA SUCIEDAD EN MADRID PRODUCE BENEFICIOS
    Las cuatro empresas (OHL, Sacyr-Valoriza, FCC y Ferrovial) las que se encargan de limpiar las calles de Madrid dejaron de cobrar entre enero y julio cerca de 5,5 millones de euros por las penalizaciones impuestas por el Ayto. por no cumplir los objetivos, siguiendo esta línea a final de años esta cantidad habrá ascendido a 9,4 millones. El ERTE que sufren los trabajadores han reducido el servicio en 9,6 millones de horas de trabajo anuales, sin contar expedientes disciplinarios ilegales e ilícitos como permisividad legal para ahorrar costes en los salarios lo que también equivale a reducir días de trabajo, a parte de los 2.356 empleados sobre una plantilla total de 7.523 personas, lo que supone un tercio de la plantilla total.
    Este tijeretazo en el número de trabajadores, las empresas se ahorran 55,3 millones anuales, sin contar lo mencionado anterior de expedientes disciplinarios.
    Este sistema de control diseñado por Ana Botella (Partido Popular), da plena libertad para contar con el número de trabajadores que crea necesarios y a la carta de conveniencia para estas empresas, ya que no se contempla en el pliego de condiciones sobre la plantilla mínima con la que debía contar cada una de estas empresas, para garantizar así su calidad. Ahora, en cambio, el Ayuntamiento controla 68 indicadores (que no haya pintadas en las paredes, que las papeleras no rebosen, que las calles se baldeen…) mediante inspectores, los que ponen dichas penalizaciones en el pago mensual a estas contratas.
    Hay nada menos que 300 inspectores, a parte de cargos de estas empresas como Jefe de servicios, encarcagos, sub-encargados, capataces demasiados vigilando y pocos efectivos (barrenderos) para la labor necesaria de evitar la suciedad de Madrid.
    El Ayuntamiento en la subasta pública ofreció un 10% menos por el servicio a un precio inferior del que pagaba, aglutinó los 39 contratos en uno solo a 10 años de duración, qu sacó a concurso por 2.317 millones. Las empresas llegaron a ofrecer rebajas adicionales, de forma que el contrato se adjudicó por 1.944 millones. Es decir, 600 millones menos de lo que costaba el servicio hasta entoces, un 23,7% de ahorro para las arcas municipales, por cierto ¿dónde está el dinero?.
    Para compensar esa rebaja de ingresos, tres de las cuatro empresas (OHL, Sacyr-Valoriza, FCC) intentaron aprobar en octubre un expediente de regulación de empleo que afectaba a 1.134 trabajadores (un 15% de la plantilla) con una huelga de 13 días de duración, que sepultó la ciudad bajo toneladas de porquería y dañó el crédito político de Botella en vía de sustitución como alcaldesa, que frenó más despidos.
    En conclusión un (ERTE) de 45 días de suspension de empleo al año, congelación salarial, no reposición de vacantes hasta 2017 y a un largo etcétera de condiciones indignas para los trabajadores.
    Las empresas se ahorrarán así como referencia el sueldo bruto anual sin antigüedad de un peón de jardineria, 14.500 euros, y de un peón de limpieza viaria, 20.770 euros, total unos 55,3 millones anuales. En los cuatro años de duración del ERTE, contando salarios, seguros sociales, el ahorro ascenderá a 221,25 millones, sin contar con los expedientes por sanción como otra de las medidas compesatorias, ahorro de material, combustible, maquinaría, etc.
    Gracias a esta rebaja de plantilla, en 4 años las empresas cubrirán el 60 % del recorte de ingresos (375 millones) que ofrecieron al Ayuntamiento para hacerse con el contrato, de 10 años de duración; y el 37% de la cantidad total que dejarán de ingresar en una década con respecto al contrato anterior (605 millones).
    Y ahora para colmo de los males Raga propone a los jardineros de Madrid Río “un plan de empleo” como alternativa a los despidos, conversión de los 254 trabajadores en fijos discontinuos, lo que significa seis meses cada año en situación de desempleo y entre otras enviar a los jardineros al paro durante dos años con un 40% de la indemnización.
    ¿Hasta dónde tendremos que soportar los trabajadores a esta mafia del Gobierno municipal?.

  2. JOAQUÍN BENITA MENDIETA on

    GAVIOTAS, GAVIOTOS Y VICEVERSA
    Madrid, malecón de España con sus gaviotas que manda, rige y guía a los madrileños desde el Ayuntamiento de la capital. Los vecinos verán gaviotas sólo en el puerto del Ayuntamiento, con una hembra Ana Botella con pico de rompeolas de la limpieza, la mayoría de ellas son carnívoras y detritívoras (comen de la basura), según esta gaviota los madrileños están mal acostumbrados, deberíamos ser como Nueva Delhi, en las que la basura se acumula mezclada con los sin techos y gitanos rumanos que rebuscan en los contenedores y hurgar entre los restos cocktail castizo de la crisis socioeconómica y con indices de pobreza nunca conocidos en España, gracias a las gaviotas, gaviotos y viceversas.
    Tienen predilección por todo lo concierte a los Áridos y presumen de Cara deformada por tanta dureza, no conocen la vergüenza como tampoco la honestidad-hasta en esto la coincidencia-El dorso generalmente es ceniciento(la mancha a su inequidad social).
    Pregunta que se hace uno a la verdad y controvertiéndola ideológicamente. No es que los regidores del PP le guste la basura, eso sería decir demagogia. Pero la prueba del algodón no engaña de Mr. Proper como los barrios de la Moraleja y otros están como los chorros del oro y es que la parte esencial del asunto está en el mercado.
    Es sabido que lo público no es eficiente, esto es la fórmula que no admite demostración según la derecha.Y uno de los corolarios prácticos de esa concepción se puede ver ahora en Madrid: se privatiza mal la limpieza, la recogida, la jardinería y las empresas, que reciben menos dinero, bajan los sueldo, echan parte de la plantilla y coaccionan a sus trabajadores.
    ¿Qué debe hacer un cargo público responsable?. Pues muy sencillo: esperar a que las partes, empresa y trabajadores, diriman sus diferencias como puedan.
    La alcadesa no es responsable de nada. La basura, la limpieza de las calles y la jardinería es un asunto que no le concierne, solo a las empresas privadas. Pero, ¿qué coño se han creído estos gaviotas, gaviotos y viceversa?.

  3. JOAQUÍN BENITA MENDIETA on

    ANA BOTELLA IDENTIFICA A LOS JARDINEROS Y BARRENDEROS CON UN NÚMERO AL IGUAL QUE LOS PRISIONEROS EN LOS CAMPOS DE CONCENTRACIÓN NAZI
    El número que identifica de gran tamaño en los operarios de los servicios públicos de jardinería y limpieza viaria de las contratas me recuerda a los campos de concentración nazis que poseían un sistema de marcaje de prisioneros que servían para distinguir las razones por las que el prisionero había sido ingresado en el campo.
    Luego estas empresas privadas son como una autentica jerarquía dentro, son como la de los campos de concentración nazi donde los diferentes grupos tenían una consideración muy distinta entre los vigilantes y los prisioneros. A través de este sistema de casta implatado por el PP de Ana Botella se facilita el control como los prisioneros Judios por los vigilantes, ya que incluso podían dificultar la vida en el campo cambiando la marca del prisionero, casí me lo parece lo mismo, hombre es dar proporciones excesivas, pero casi que sí.
    ‘Mis superiores’ me hacen emparentarlos como los kapos que recibieron más privilegios que los presos normales, siéndoles otorgados trabajos más ligeros como el de vigilancia. Los kapos eran comúnmente presos de baja peligrosidad que se habían ofrecido a hacer ese trabajo a cambio de mayores libertades y de un cumplimiento de pena adelantado o de libertad condicional. Los kapos eran la policía judía que estaban encargados de ayudar a las SS en la vigilancia.
    Sabian ustedes que Hitler decidió una clasificación de los campos de concentración (konzentrationslager). Emitio una circular secreta que dividía los campos en categorias (Stufe I, II y III), y esta clasificación se vio modidicada posteriormente, como Ana Botella que adjudicó el contrato de limpieza por lotes y Distritos.
    Solo falta la macabra idea de poner la frase en los parques o cantones de jardinería y limpieza viaria como el de campo de concentración de Auschwitz-Birkenau la frase “El trabajo libera”, he puesto de forma exagerada los hechos que creía difícil de imaginar en nuestro tiempo y es la de aparentar la cruda realidad de la gestión municipal del ayuntamiento de Madrid con los jardineros y los barrenderos.

  4. JOAQUÍN BENITA MENDIETA on

    TRABAJADORES-RAS DE MADRID RÍO.
    Tan culpables son los caciques votantes del PP, como la banda de sinvergüenzas, incompetentes y demagogos del Gobierno municipal de PP que deja en cueros al 50% de la plantilla de jardineros de Madrid Río. Contribuyen al negocio de esos dos grupos de payasos que se pavonean incumpliendo los pliegos de condiciones que marca el Ayuntamiento; el Grupo Raga y Nitlux, y frente al Expediente de Regulación de Empleo que plantean la nueva empresa concesionaria, la UTE Parques Singulares que percibirá nada menos que 111 millones de euros durante ocho años. De ahí nuestro eterno cainismo, vileza y mala leche de los trabajadores con la casta de este país que no paran de jodernos como a los jardineros de Madrid Río la negligencia de este Ayuntamiento de Madrid se ha convertido en un buen negocio para estas concesionarias y en detrimento de la calidad de los madrileños que permiten la proligeración de los contratos precarios de la España de la recuperación económica de los ERES y los ERTES.
    La UTE de Grupo Raga y Nitlux considera de que la plantilla actual está sobredimensionada y es que nos gobiernan mediocres y una parte de empresas que son la avanzadilla de la corrupción y la negligencia de esta España.
    Y lo que más me jode que no resulta temerario afirma que el PP de Madrid pueda recobrar posiciones y gane las elecciones municipales con margen suficiente para gobernar con Esperanza Aguirre, o tal vez Cifuentes, Soraya Sáez de Santamaria, Lucia Figar y Ana Pastor candidatas que no han trabajado en su vida, que desconocen que es madrugar para pasar incidencias climatológicas o aguantar unos tantos analfabetos con cargos en la empresa irresponsables y mejor pagados con el arte de tocarte los cojones, sin distinción de partido ni ideología, que pueden amargarme en un instante la jornada de trabajo, de este modo, la tarde, el día y la vida hasta el día que me jubilé en el mejor de los casos.
    Y es que estas candidatas del PP a la alcaldía no saben lo que es buscar curro fuera de la protección del partido político al que se afiliaron sabiamente desde jovencitos. Sin miedo a la cola del parao. Sin escrúpulos y sin vergüenza. Y es que experimento con vuestra situación trabajadores y trabajadoras de Madrid Río un intenso desagrado; un malestar íntimo, hecho de indignación y desprecio con esta gentuza política que os ha llevado a esta huelga indefinida. No es un acto reflexivo, como digo. Sólo visceral. Deprovisto de razón, Un estallido de cólera interior. Las ganas de acercarme a cualquiera de ellas Esperanza Aguirre, Cifuentes. Soraya de Santamaria, Lucia Figar o Ana Pastor y ciscarme en su puta madre.
    ¿Qué se puede hacer compañeros de Madrid Río? Lo único decente sería morir con las botas puestas y esperar que esto se solucione pronto que vaís a salir de esta seguro.
    El simple hecho de saber el tiempo que habéis dedicado en vuestro trabajo os servirá para alcanzar vuestros objetivos, es suficiente que sepáis que ha válido la pena invertirlo porque os vais a salir con la vuestra trabajadores de Madrid Río.

Leave A Reply