El agua es un derecho, no una mercancía

0

B.M.- La Comunidad de Madrid ha dado el primer paso hacia la privatización del Canal de Isabel II (CYII). Se ha aprobado con el 99,65% de los votos el reparto de un dividendo de 131,3 millones a cuenta del resultado positivo de 202,1 millones con que el Canal espera cerrar el año. Se

Fuente www.plataformacontralaprivatizaciondelcyii.org AGUA-referendum-vinculante-ya

Fuente www.plataformacontralaprivatizaciondelcyii.org

repartirán entre la Comunidad y los municipios.
Pese a que el Canal tiene una deuda que no llega a los 1.200 millones de €, una de las bajas del sector del agua de toda España, se acordó la emisión de bonos no convertibles por un importe de hasta 500 millones de €. La sociedad argumenta que esta emisión no supondrá elevar el endeudamiento del Canal, porque se destinará a amortizar préstamos bancarios anteriores tomados en años precedentes con intereses más altos y esto supone un ahorro en intereses de entre cinco y 10 millones anuales.
La Plataforma contra la Privatización del Agua denuncia que no tiene ningún sentido la emisión de estos bonos con unos beneficios de 200 millones. No entienden que se repartan dividendos en lugar de dedicarlos a reducir la deuda. Argumenta que esta emisión dará entrada, por primera vez en la historia del Canal, de capital privado en la gestión del agua pública. Añade que la empresa tiene solvencia suficiente para renegociar la deuda con los bancos sin necesidad de vender estos bonos a manos privadas.
Ya en 2008 Esperanza Aguirre anunció la privatización de CYII y la creación de una sociedad anónima que controlaría el 49% de las acciones. En 2011 ese anuncio se concretó en una oferta de venta que fracasó al no encontrar la empresa privada que pagase el precio fijado por el gobierno regional. En 2012 se crea la sociedad Canal de Isabel II Gestión S.A., primer paso para su definitiva privatización.
Es evidente que la pretendida privatización no se sustenta ni en razones técnicas ni económicas ni, menos aún, sociales que justifiquen este asalto descarado a un organismo público. En 2010 los beneficios netos del Canal fueron de 115 millones de euros. En 2013 han sido de casi 200 millones de euros, de los que un 80% se destina a repartir dividendos en lugar de a mejorar la calidad del servicio o rebajar el precio del agua.
Como decía ya hace tres años Eduardo Mangada en su artículo ¡Se vende agua! (El País, 02-10-11), “la gestión de un bien público como es el agua no puede quedar sujeto a los vaivenes del mercado, con crisis o sin crisis”. Podría poner en peligro el suministro de agua potable en la cantidad, precio y calidad actuales. Siendo evidente el carácter de monopolio del CYII, “el gran negocio del futuro sería el agua embotellada”.

 

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply