Dos años de 15m en Alcorcón

0

pag2 Dos años después del estallido social que supuso el 15M son muchas las cosas que han cambiado en la rutina de mucha gente. El activismo político se ha normalizado y son muchos los movimientos que están en pie de guerra por nuestros derechos.
Alcorcón no es la excepción. Tras dos años el movimiento 15M en Alcorcón sigue luchando en sus distintas formas. Aquí el 15M nació el pasado 28 de Mayo de 2011 como un marco idílico de confluencia entre vecinas y vecinos de diferentes ideologías y pareceres. Con el paso del tiempo ha dado lugar a diversas iniciativas.
La Comisión de Vivienda es uno de los grupos de trabajo más activos dentro del 15M. Han parado varios desahucios. También han conseguido un número importante de daciones en pago. Pero sin duda su mayor triunfo es devolver a muchas personas las esperanzas que un sistema injusto les había quitado.
El pasado mes de septiembre tuvo lugar una de las acciones con más fuerza: el desahucio de Franklin y Lucía. Pudimos ver cómo cientos de vecinas y vecinos de Alcorcón respondieron a la llamada de la Comisión de Vivienda y se opusieron a su desahucio. Parar un desahucio, como frenar cualquier otra injusticia, es una de las sensaciones más maravillosas que puede sentir una persona.
Todos los miércoles siguen con su labor en asambleas abiertas y horizontales en Alcorcón Central a partir de las 20.00. ¡SI SE PUEDE!
También es de destacar el trabajo de otras comisiones como la de Acción. El movimiento social se caracteriza por sus acciones en defensa de los derechos del Pueblo. En este ámbito la Comisión de Acción a lo largo del año ha sacado diversas iniciativas, entre ellas cabe destacar la Gratiferia. Durante los últimos ocho meses la Gratiferia ha recorrido todos los barrios de Alcorcón acercando a las vecinas y vecinos alternativas al sistema capitalista.
Otra de esas iniciativas ha sido la futura convocatoria del 26 de Mayo en la que se espera que Alcorcón rompa el silencio. Tras unos años duros de debate crítico se ha decidido sacar adelante la acción de una forma abierta dando un paso más en materia de inclusividad y pensamiento colectivo.
Todo ello sin olvidar a otros grupos de trabajo cuyo esfuerzo pasado y presente merecen un reconocimiento. Grupos como el de Desempleados que se reúnen una vez al mes o la comisión de difusión hacen un trabajo digno de mención.
Cabe reseñar el esfuerzo que muchas y muchos compañeras y compañeros han invertido en la estructuración y la coordinación de las asambleas. Hay que dar las gracias, aunque ya no se reúna, a la Comisión de Dinamización de Asambleas. Su trabajo ha sido sin duda uno de los más duros. Sacar adelante toda una filosofía de asamblearismo y consenso es una ardua labor para una sociedad que vive oprimida.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply