Don Quijote se hace ecologista y cabalga por la Venta la Rubia

0

¿Sabéis que hay en esas tierras alcorconeras alguna especie vegetal única? Por la que Don Quijote, me consta, estaría dispuesto a romper una lanza. Y aquí ya estoy oyendo las cuchufletas de muchos: «¡Será posible! Estos locos ecologistas, marginados, que ni producen ni dejan producir, por un maldito escarabajo pelotero o por un hierbajo.» Pues he aquí, amigo Sancho, que este insignificante escarabajo, o esta hierba cuyo nombre desconocemos, pueden ser quizás la última gota, o el último escalón hacia el desastre. Lo que está claro es que hace décadas (o mejor, siglos) que hemos cogido el camino equivocado, insostenible, y hay que dar un giro de 180 grados si queremos evitar el precipicio, aunque el frenazo lúcido nos lo haga dar esa pequeña alcorconera vegetal, y nos diga en un susurro que no hay que pensar sólo en el aquí y en el ahora, sino en esta aldea global que es nuestra tierra y en la tierra que queremos dejar a nuestros hijos. ¡Y claro que nos duele la situación angustiosa de los parados de nuestro pueblo! Pero hay otros caminos, amigo Sancho. Lo primero que hay que hacer es creer en nosotros mismos, en nuestra capacidad emprendedora, en nuestra inventiva, en todo lo que podremos conseguir si nos unimos por nuestra dignidad como personas. Si los que nos gobiernan no se limitan a echarnos las migas de la mesa de los poderosos, sino que están a nuestro lado para que nosotros mismos sembremos nuestro trigo y amasemos nuestro pan.

Dolores Vendrell

Comments

comments

Share.

Leave A Reply