Desmontando las SICAV

1

Marta L. Las SICAV (Sociedades de Inversión Colectiva de Capital Variable) fueron creadas en 1983 por el Gobierno de Felipe González. Su objetivo era retener el dinero de los ricos en España para evitar la fuga de capitales. La normativa que las regula viene dada de la época de Aznar.

Características de una SICAV

  • Están controladas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
  • Disfrutan de grandes ventajas fiscales, ya que el porcentaje al que tributan sus ingresos es del 1%, apenas una miseria comparándolo con lo que pagan otras sociedades o, sin ir más lejos, los ciudadanos con su trabajo. (Desde un 18% ó 21% las personas físicas al 35% las sociedades),
  • Para la creación de una SICAV es necesario un número de accionistas igual o superior a cien. En la práctica, sólo hace falta 1 persona con mucho capital porque las otras 99 serán facilitadas por los gestores de los grandes patrimonios, los llamados “mariachis”.
  • Capital social inicial mínimo: 2,4 mill de euros.

Hacienda con las manos atadas

Los inspectores de hacienda controlaban las SICAV hasta el 2005, momento en el que surgieron discrepancias con la CNMV. Los inspectores consideraban que la mayoría de los inversores eran ficticios y, por tanto, les reclamaban la diferencia entre el 35% que deberían tributar y el 1% que tributaban. El ministerio de economía les apartó de la investigación, se anularon las decisiones de los inspectores y se dejó el control en manos únicamente de la CNMV, con el beneplácito de los partidos mayoritarios y el ministerio pertinente.

Sin lugar a dudas llama la atención que mientras se recorta a golpe de machete (sanidad, educación…) para reducir el famoso “déficit”, que no es más que la diferencia existente entre lo que se ingresa y lo que se gasta, no se plantee la posibilidad de aumentar los ingresos aumentando los impuestos a estas sociedades, en lugar de reducir el gasto en aquellos aspectos que afectan a la necesidades básicas de los ciudadanos.

Pero a los grandes capitales no se les puede tocar, y prueba de ello es que a razón de la subida del impuesto a las SICAV en el País Vasco del 1% al 28%, que comparten con las sociedades mercantiles, ha habido una huida de estas inversiones del País Vasco hacia Madrid.

Quién maneja los hilos                                

Aunque es absolutamente imposible entrar en este juego para la mayoría de los mortales, quizás quieras saber quién maneja este sabroso pastel. Pues bien, podrás encontrar información de quién gestiona la sociedad y los fondos (la propia SICAV u otra sociedad gestora), pero no se publica las personas que ponen su dinero.

El grupo Santander junto con el BBVA y Bankinter son las entidades que gestionan el mayor número de Sicav y depósitos. Por otro lado algunas de las mayores SICAV de España son las de Alicia Koplowitz, la familia Del Pino (propietaria de Ferrovial), Rosalía Mera (cofundadora de Inditex), Isaac Andic (dueño de Mango), Polanco (accionistas de Prisa), Manuel Jove (fundador de Fadesa)…            Son una tarta de varios pisos que se conectan entre sí, formando un bloque donde caben las aproximadamente 3194 que existen, de tal manera que todo queda en casa.

SICAV ¿inversión o paraíso fiscal?

Las SICAV, por tanto, son vistas como herramientas legales de las grandes fortunas para evadir impuestos, es decir, blanqueo de dinero. Además también es criticado el escaso poder que tiene la Agencia Tributaria para investigar posibles fraudes, ya que se hayan supeditadas siempre al consentimiento de la CNMV, que nunca ha encontrado motivos de fraude por parte de las mismas.     

Para más información acudir al libro “SICAV, paraíso fiscal” del profesor universitario, Licenciado en Derecho y Doctor en Económicas, Guillermo Rocafort.

Comments

comments

Share.

1 comentario

  1. Pingback: buy saffron pure

Leave A Reply