Desahucian a Maxi en Alcorcón

0

Soro.- El jueves 30 de junio a las 10:00 de la mañana estaba convocado el desahucio de Maxi, su marido y sus 5 hijos e hijas en la ciudad de Alcorcón. Era el tercer intento de echar a la familia a la calle tras la denuncia puesta por el propietario del edificio, tras varios impagos. Maxi y su familia perciben una renta de apenas 500 euros, lo cual les ha imposibilitado hacer frente a los gastos familiares y ahora se encuentran en la calle.

Maxi, junto a miembros de la PAH Alcorcón y otros simpatizantes de la causa, llevaban una semana acampando en el Ayuntamiento de Alcorcón para exigir un piso de emergencia, y denunciar que Alcorcón es la única ciudad de Madrid donde existen pisos vacíos, pero ninguno destinado a ayudar a los ciudadanos en caso de emergencia. No existen pisos destinados a familias con necesidad de vivienda, ni para mujeres víctimas de violencia de género.

A la 1:30 de la madrugada la policía se presentó en el portal de Maxi y su familia, creando un cordón policial que no permitía la entrada a nadie en el edificio. Gracias a la solidaridad de nuestros compañeros y compañeras había alrededor de ocho personas encerradas con Maxi y su piso para poner resistencia y apoyarles en todo momento. Sobre las 8:00 de la mañana acudieron vecinos y vecinas de Alcorcón para mostrar apoyo a la familia e intentar impedir que se llevara a cabo el desahucio. La respuesta de la policía fue violenta como mínimo, desde el primer momento hubo forcejeos y empujones contra los manifestantes. Sobre las 10:00 entraron en el edificio la abogada del propietario junto a la policía con la intención de echar abajo la puerta fuera como fuera. Como respuesta, los manifestantes se mantenían en apoyo gritando cánticos de ánimo y fuerza a la familia que se encontraba en la terraza. En un momento de tensión, cuando una de las hijas de Maxi intentó entrar en el portal, la policía respondió corriendo detrás de ella y arrastrándola fuera del portal, mientras otros sacaban la porra amenazando y otro aprovechó para llevarse a una compañera detenida.

Tras 45 minutos intentando tirar abajo la puerta, lo cual les resultó muy complicado gracias a la fuerte resistencia que ponía Maxi y las compañeras desde dentro del piso, la familia salió a la calle entre llantos de rabia y agonía. El apoyo desde fuera intentó entrar en la vivienda para rescatar los enseres, pero no se les permitió entrar bajo la orden de que Maxi había ”abandonado” la vivienda. Las compañeras, junto a la familia, llevaron los materiales de la acampada previa hasta la plaza del Ayuntamiento y las depositaron en el centro de la misma, como forma de visibilizar lo sucedido.

Una vez más podemos ver cómo el sistema capitalista se muestra de la forma más atroz contra la clase trabajadora. Una familia de siete miembros se ve durmiendo en la calle sin ningún tipo de ayuda ni solución habitacional. En este momento, Maxi está en huelga de hambre para reclamar que se cumpla su derecho a techo.

Ni casas sin gente, ni gente sin casas.

 

Nota de la redacción: El periódico Ágora Alcorcón ha intentado, sin éxito, hablar con Susana Mozo, la concejala de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Alcorcón, para que dé su versión de lo sucedido. El equipo de gobierno se ha limitado a difundir un comunicado de prensa donde se afirma que “el Ayuntamiento de Alcorcón ha puesto a disposición de Maxi todos los recursos de los que dispone”, recursos que Maxi habría rechazado. Esos recursos se han limitado a la oferta de pagarles un mes de alquiler a Maxi y su familia.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply