David Pérez, desaparecido durante la crisis del ébola, crea las becas Teresa Romero

0

Errebe.- La necedad en la dirección del Ayuntamiento de Alcorcón alcanza a menudo niveles insospechados. Resulta que durante los momentos de más gravedad en el estado de salud de nuestra vecina Teresa Romero, afectada de ébola, parecía que al alcalde David Pérez, se lo había tragado la tierra. Missing, desaparecido. Él, tan aficionado a gobernar, a opinar o a “debatir” vía twitter, de TODO, de las supuestas bondades de sus políticas (no necesita abuela) y las de su partido, se tiró una temporadita callado. Ningún comentario, ninguna declaración, ningún ofrecimiento. Nada. Pareció que Teresa no perteneciera a este pueblo. Ni una palabra de ánimo o apoyo a Teresa Romero y los suyos. Se negó además a realizar pleno municipal alguno para tratar esta crisis que afecto de pleno a Alcorcón, suponemos que para que pareciera que eso del ébola sucedió lejos de aquí. A costa de justificar su política de avestruz, con aquello de que “esta situación no es competencia del Ayuntamiento” lo mejor fue esconderse de las cámaras, las luces y los taquígrafos.

Durante esos días, David Pérez negó información a las vecinas y nos abandonó a un escenario general de pánico. Los vecinos esperaban alguna declaración de su alcalde, ya sea para informar, tranquilizar o normalizar la situación de excepcionalidad vivida. Nada. Tampoco reprobó en ningún momento la lamentable gestión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, ni las horribles palabras del indeseable Consejero de Sanidad de la CAM, Javier Rodríguez, responsabilizando directamente a Teresa de la crisis del ébola. Ni siquiera salió a decir que la enfermedad la han traído radicales comunistas o que Podemos es culpable de su propagación.

Pues bien, cuando ya la cosa pareció amainar y Teresa comenzaba a ganar la batalla a la infección, David Pérez en un ejercicio de populismo, oportunismo y de rastrera demagogia política, decide crear las becas de investigación “Teresa Romero” dotadas de 50.000 € anuales y destinadas al estudio e investigación de enfermedades contagiosas de alto riesgo como el ébola,  aprovechando además la existencia en Alcorcón de un campus universitario especializado en Ciencias de la Salud y además del Hospital Universitario.

Nada más lejos de la realidad que me parezca mal la creación de estas becas. Al contrario ya nos gustaría a muchos, que Alcorcón se convirtiera en lugar de referencia para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación. Lo que revuelve las tripas es el innoble uso que David Pérez hace de su cargo y de la política. No entiendo cómo es posible que alguien tenga la cara tan dura de desaparecer de la escena pública municipal durante toda la crisis del ébola, para acto seguido honrar el padecimiento de Teresa Romero con la creación de unas becas.

Es de esperar que las vecinas de Alcorcón sean cada vez más conscientes de que la auténtica enfermedad infecciosa emana del Ayuntamiento, de aquellos que realizan políticas de recortes, privatizaciones, desmantelamientos, políticas favorables a los amigos de turno, gobernando a espaldas de la gente.

 

 

 

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply