Cuando algo es injusto, lo correcto es desobececer

0

Rubén.- Las antiguas formas de lucha, utilizadas tradicionalmente para reivindicar derechos o servicios, y asociadas fundamentalmente a huelgas y manifestaciones, parece que hoy en día no funcionan con la contundencia y eficacia que todos deseamos. La gente común azotada por la crisis se moviliza como nunca  y sin embargo, el desprecio de los políticos por las reclamaciones ciudadanas es cada día más grosero, indecente e indignante. Véanse ejemplos como los de la educación, sanidad, justicia, transportes, Telemadrid, etc…

Todos los que aspiramos a un mundo donde prevalezca la justicia social y la igualdad de oportunidades para todos, nos hacemos la gran pregunta: Entonces, ¿Qué podemos hacer?

Mucha gente pensará que no hay otra salida más que la reacción violenta. Yo les animo a que coherentes con su pensamiento lo hagan, pero no contarán ni con mi apoyo ni con mi justificación. Creo que debemos dibujar nuevas formas reivindicativas basadas en la desobediencia social no violenta y en la objeción de conciencia.

Los que tenemos la suerte de trabajar, observamos atónitos como una parte importante de nuestros salarios se reducen, otra va destinada a financiar una sanidad que se privatiza sin consultarnos, otra va dirigida a financiar el sistema de pensiones cuyo fondo se juega en el casino de los mercados de deuda, y otra a pagar a desempleados que cada día cobran menos. Cada día pagamos más IVA y desproporcionadas subidas en cuestiones básicas como la alimentación, transportes, electricidad, carburantes, etc… Pagamos abusivos impuestos municipales, seguros, tasas bancarias, etc. Mientras el fraude fiscal y la evasión de capitales campan a sus anchas. Pagar, pagar y pagar. La banca y los especuladores siempre ganan, y a los políticos, solo les importa nuestro dinero. ¡¡¡Si tanto les importa nuestro dinero… No se lo demos!!! No permitamos se aprovechen de nuestros esfuerzos y sacrificios. El impago de impuestos, tasas y demás, considero que debe ser el factor sobre el que se muevan nuestras futuras exigencias reivindicativas como modo de presión. LA HUELGA QUE MÁS DOLERÍA SERÍA QUE NADIE PAGARA NI HICIERA USO DE SUS BANCOS, ASÍ COMO NO PAGAR A A HACIENDA.

Por ahora, llevar a cabo la objeción de conciencia económica es una actividad muy complicada, salvo en el reciente impago del euro por receta. Hay economistas que trabajan y estudian en encontrar lagunas legales, para poder realizar la desobediencia en sus más variados ámbitos. Por eso este escrito anima y trata de concienciar de la importancia del no pago de impuestos como modo de presión.

Creo que es necesario pagar impuestos, pero no como lleva sucediéndonos toda la vida, para empobrecer a la gente, mientras se beneficia a bancos, multinacionales, grandes empresas e intereses de los grandes partidos políticos

 

10 Buenas razones para ser objetor fiscal (dejar de pagar impuestos)

  1. Porque son abusivos, desproporcionados y especulativos.
  2. Porque lo que recibimos a cambio de lo que damos es infinitamente menor.
  3. Porque no se puede pagar tantísimo por una vivienda, un pequeño negocio, la alimentación, etc… No son un lujo para la mayoría. Son una necesidad vital.
  4. Porque a la hora de pagar, no se tiene en cuenta la situación económica, laboral, patrimonial o personal de cada persona.
  5. Porque nuestro dinero no debe servir para hacer frente a las enormes deudas que contraen unos deplorables gestores (políticos, directivos de bancos y empresas públicas o privadas) de las cosas que son de tod@s.
  6. Porque los que más ganan (grandes fortunas, grandes empresas multinacionales y bancos) son los que menos pagan.
  7. Porque el dinero de los ciudadanos no es para el lucro personal de los políticos y partidos políticos de turno.
  8. Porque las personas conocemos lo que realmente se necesita y es justamente en las cosas que no se invierte.
  9. Porque en campaña electoral todos prometen bajar los impuestos (y muchas cosas más) y después nunca lo cumplen.
  10. Porque la vida y el bienestar de las personas están por encima de cualquier factor o variable económica.

 

Comments

comments

Share.

Leave A Reply