Corrupción, el cáncer de la democracia española

0

Víctor H. Ospina. Gerard M-.  Una encuesta realizada el año pasado por Transparencia Internacional a 114.000 personas de 107 países, reflejaba que la corrupción en los partidos políticos es el fenómeno más extendido en las democracias.  De 1,  nada corrupto, a 5, muy corrupto, la clase política española sacaba un 4,4. Junto al Parlamento, con un 3,9 y del sistema judicial, con un 3,5 de cinco puntos posibles, eran las instituciones en las que más se percibía la corrupción. Por el contrario, el sistema educativo era, según los encuestados, el menos afectado, seguido por el sistema de salud, con un 2,3, y las organizaciones no gubernamentales, con un 2,4.

La corrupción, no cabe duda, es uno de los males que aquejan nuestras democracias. La cantidad de dinero defraudado repercute WEBSabias que - Operación Púnica para Ágoranegativamente en la sociedad, que ve esquilmados recursos que debían ser para bien común. Aunque es muy difícil cuantificar la cantidad, un estudio de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria ponía una cifra el costo de la corrupción: 40.000 millones de euros. Un fenómeno que según el informe tiene una dimensión mucho mayor que la que reflejan las estadísticas oficiales y en el Índice de Transparencia Internacional.

El lunes 27 de octubre la policía lanzó la Operación Púnica, una redada que se saldó con 51 políticos, funcionarios y empresarios de Murcia, León, Madrid y Valencia. En la capital, concretamente, se han detenido a 6 alcaldes de los municipios de Parla, Torrejón de Velasco, Valdemoro, Collado Villalba, Casarrubuelos y Serranillos del Valle.

La trama desmantelada cobraba el pago de comisiones ilegales, cerca de un 3% de cada contrato, en la adjudicación fraudulenta de obras y servicios. La cifra por las mordidas podría ascender a 250 millones de euros. A los detenidos se les acusa de blanqueo de dinero, falsificación de documentos, cohecho, tráfico de influencias, delitos fiscales, malversación de caudales, prevaricación, revelación de secretos, negociaciones no permitidas a funcionarios, fraudes contra la administración y organización criminal.

El Alcalde de Alcorcón firmó contratos para las fiestas de nuestro municipio con una empresa implicada en la trama, “Waiter Music SL. El responsable de esta empresa, José Luis Huerta,  es uno de los detenidos en la operación. En su página web, la empresa se define así: “Lo más importante para nosotros son las personas, por eso el equipo humano de WM, con Luis Huerta a la cabeza, no trata con clientes, sino con compañeros de Ayuntamientos y empresas que han de organizar fiestas o eventos para satisfacer a mucha gente […]”

Uno de los detenidos que más destaca en la operación es Francisco Granados, Secretario General del Partido Popular en Madrid y número dos de Esperanza Aguirre. Dimitió en febrero al salir a la luz que tenía 1,5 millones de euros en una cuenta en Suiza. Se aprovechó de la amnistía fiscal de Montoro, con la que sólo tenía que pagar el 10%, gracias a la cual llegó a pagar incluso menos. Ahora, se le han descubierto dos cuentas más en paraísos fiscales. Según las estimaciones, la cantidad podría ascender a seis millones de euros.

Llegó a decir en televisión que Bárcenas tenía que devolver todo el dinero robado, “lo cual a mi manera de ver es totalmente insuficiente”. Se declaró libre de corrupción. Su esposa María Nieves Alarcón, doctora en Economía, está imputada en este caso por varios delitos. No sabía de los negocios de su marido.

Otro de los detenidos es David Marjaliza, que es junto a Granados cabecilla de la trama. El empresario, que se encuentra en prisión, tiene unas 100 compañías del sector inmobiliario, pero la que más destaca es Cofely. Ofrecía servicios de eficiencia energética con los que contó en Ayuntamiento de Madrid en varias ocasiones.

Con todo ello, Esperanza Aguirre asegura tener vergüenza y pide perdón, pero sin hacerse de ninguna manera responsable de poner a Granados al frente del PP madrileño. Asimismo, puso al frente del PP a otras personas involucradas en la Gürtel, trama que empezó a investigar el juez Baltarzar Garzón tras la denuncia del exconcejal del PP José Luis Peñas, y no de Aguirre, como ella misma afirma. Para desmarcarse de los nuevos escándalos, Aguirre dijo en un primer momento que no conocía a los alcaldes implicados, pero el material gráfico disponible demuestra lo contrario.

Otra de las tramas de corrupción que sigue copando titulares en la prensa y minutos en los medios en el caso Bárcenas y la contabilidad secreta del Partido Popular. Hace un par de semanas, el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz llamaba a declarar a Ángel Acebes. El juez cree que el exnúmero dos del PP y exministro de Justicia e Interior autorizó el uso de 446.300 euros de la contabilidad b entre 2004 y 2005 para comprar acciones de Libertad Digital.

El extesorero del PP está en prisión desde hace un año. Después de que en 2009 la justicia lo imputara por restar relacionado con la trama Gürtel, pidió la baja como militante del PP y más tarde dejó su escaño como senador. Hasta la publicación los sobresueldos efectuados a los altos cargos y la contabilidad B el Partido Popular, Luis “El Cabrón” mantuvo su oficina y secretaria en Génova 13.  En enero de 2013, se descubrió que Bárcenas ocultaba 22 millones de euros en una cuenta en Suiza que provenía supuestamente de comisiones ilegales

 El juez le imputa diez delitos contra la Hacienda Pública, por dejar de ingresar el IRPF y el Impuesto de sociedades durante siete años, blanqueo de capitales, falsedad documental, cohecho. En caso de ser condenado, se enfrentaría a penas de cárcel que van entre los 14 y los 62 años.

 En el intento del juez Pablo Ruz por aclarar la financiación irregular del partido, una de las conclusiones a la que ha llegado el juez es que el PP pagó con dinero negro las reformas de la sede central en la Calle Génova que ascienden a 1,71 millones de euros. Ruz ve indicios de hasta tres delitos -fraude fiscal, falsedad documental y falsedad contable- en las obras de reforma de la sede nacional del PP, que se realizaron entre 2005 y 2011 tras recibir los informes de la UDEF y Hacienda.

El Caso ERE en Andalucía  es otra trama de corrupción política vinculada a la Junta de Andalucía, que gobierna el PSOE desde 1980. El origen de este escándalo andaluz estuvo en la investigación del caso de corrupción en la empresa sevillana Mercasevilla, en la que fueron detectadas prejubilaciones aparentemente fraudulentas. Con el dinero para proporcionar ayudas a las empresas se pagaron comisiones infladas, se abonaron prejubilaciones a personas que no habían trabajado en las empresas afectadas por los ERES, y subvencionaron proyecto que no se hicieron. La cantidad total parece que asciende a 1,2 millones de euros.

La Familia Pujol Ferrusola se los vincula con diferentes casos de corrupción y con la titularidad de abultadas cuentas corrientes en diferentes paraísos fiscales. A partir de 2012 algunos medios de comunicación empezaron a publicar datos que apuntaban a la existencia de cuentas en Suiza con dinero irregular. Existen acusaciones de que el patrimonio de la familia ha aumentado exponencialmente durante las últimas décadas, con intereses inmobiliarios en diferentes países, especialmente en Latinoamérica. No se sabe con certeza el dinero evadido, puede alcanzar los 5000 millones de euros según el sindicato Manos Limpias.

Tarjetas black de Caja Madrid, Astapa, Pokémon, Unión, caso Campeón,  caso Pallerols, Palau y Caixa Penedès en Cataluña, el caso Cooperación en la Comunidad Valenciana, la trama Bruga… En total, hay unas 1.900 personas imputadas, de las cuales sólo 170 han sido condenadas por este tipo de delitos en la última legislatura. No obstante, la mayoría de estos condenados no están en prisión.

Entre las más de 30 personas que están entre rejas destacan presos como Jaume Matas (se le ha concedido el tercer grado); Maria Antònia MunarDíaz Ferrán, que cumple condena por fraude fiscal y está pendiente de ser juzgado por otras causas; el exalcalde de Marbella Julián Muñoz, sentenciado por las irregularidades en la gestión del Ayuntamiento; y el expresidente del Sevilla FC José María del Nido, condenado por prevaricación, malversación y fraude en el caso Minutas.

También hay otros que están en prisión preventiva porque aún no han sido juzgados, como Luis Bárcenas o algunos de los implicados en la Operación Púnica, desarrollada recientemente y en la que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha enviado a la cárcel al exsecretario general del PP de Madrid Francisco Granados, al empresario de la construcción David Marjaliza y el presidente de la Diputación de León, Marcos Martínez, entre otros.

A pesar de todos los escándalos de corrupción, no han salido todos los que son. Hervé Falciani, el informático francoitaliano que desveló la identidad de miles de evasores fiscales, en una entrevista a Espejo Público en Antena 3 advirtió que aún no han salido a la luz el nombre de políticos españoles de alto nivel con cuentas en Suiza. “Por supuesto que aún nos llevaremos más sorpresas”, aseguró el informático que vive bajo custodia policial puesto que está ayudando a la policía anticorrupción a aportar información de supuestas cuentas de más de 130 000 evasores fiscales que podrían tener dinero en bancos suizos.

Falciani también añadió que “faltan medios y recursos para combatir la corrupción”.

Preguntado por la trama liderada supuestamente por Francisco Granados, mano derecha de Esperanza Aguirre en el PP madrileño, el informático ha manifestado sentirse “grato con el trabajo que están haciendo”. “Las cosas están cambiando, Suiza empieza a colaborar”, ha zanjado al respecto.

Jesús Lizcano, presidente de Transparencia Internacional España, aseguraba en declaraciones a El Mundo en enero que el dinero negro que genera la corrupción incrementa la “economía sumergida”, reduce los ingresos públicos y acaba repercutiendo en “una mayor carga fiscal para los contribuyentes”.

“En España hay una gran falta de cultura y de educación democrática, de mirarse los programas. El 70% de los políticos imputados por corrupción volvió a salir elegido en las últimas elecciones, de todos los partidos. Y eso no se penalizaba hasta ahora”.

A pesar de todo, destaca un dato positivo. “La situación está cambiando en los últimos meses […]  Mientras corría el dinero y había trabajo y obras, aunque fueran ilegales, a la gente no le importaba. Ha sido una seña de identidad del pueblo español. Hemos sido muy permisivos y así nos ha ido. Ahora han cambiado las tornas, a la gente le fastidian los listos estos porque ahora la gente no tiene dinero para comer”.

Hay una cosa en común que tienen muchas de estas tramas de corrupción. Son las cuentas en los paraísos fiscales. Desde Bárcenas, Iñaki Urdangarín, Francisco Granados hasta la familia Puyol. Suiza, Luxemburgo, Panamá… son los refugios que utilizan los defraudadores para esconder el dinero cuya procedencia no se puede justificar.

Un informe de Intermón Oxfam cifraba en 24 billones de euros la cantidad de dinero oculta en los paraísos fiscales, lo que representa una tercera parte del PIB mundial. Un estudio del Observatorio de Responsabilidad Corporativa revelaba que el 33 de las 35 mayores compañías españolas, que cotizan en el Ibex, tienen dinero en paraísos fiscales.

Isaac Rosa, en la revista Cuadernos de Eldiario.es califica a los paraísos fiscales como los puticlubs del gran capital: actúan a la vista de todos, se anuncian, se sabe a qué se dedican y operan en un limbo legal. Según el escrito, los paraísos fiscales del dinero cumplen en el capitalismo una función muy parecida a los locales de alterne en nuestras sociedades […] El dinero, el dinero grande, el capital internacional es irse de putas. Y es en los paraísos fiscales donde el gran capital hace realidad sus fantasías más inconfesables: secreto bancario, sin impuestos, desregulación, blanqueo, testaferros, sociedades interpuestas. […]El gran capital tiene que dar salida a su líbido financiera, que en cada carretera, en cada polígono, a la salida del cualquier pueblo, hay un paraíso fiscal a si alcance […]

Comments

comments

Share.

Leave A Reply