Conflicto en Siria o guerra desinformativa

0

«Meses antes de iniciarse la Guerra Hispano-cubano-norteamericana, en 1898, un reportero gráfico del periódico estadounidense Journal, destacado en La Habana, comunicó al director del diario William Randolph Hearst que la capital de Cuba estaba tranquila y que por lo tanto opinaba debía terminar su misión. En respuesta recibió un cablegrama en el que se decía: “Rúegole seguir ahí… Dé fotografías… Yo me encargo de la guerra”.

Fue cierto, según el propio Hearst, que un millón de dólares (cifra enorme para la época) fue suficiente para crear en el pueblo norteamericano, a través de noticias manipuladas o simplemente falsas, un estado de opinión que permitiera, en nombre del “humanitarismo” y a fin de “salvar” al pueblo cubano, la intervención de Estados Unidos en el conflicto.»

(«EEUU – Cuba: Un caso de guerra desinformativa», por Eddy E. Jiménez)

Más de un siglo después del desastre del 98 todos los medios de comunicación de los países miembros de la OTAN, independientemente de su línea editorial, están centrados en convencernos de la necesidad de intervenir en Siria en ayuda de un pueblo que está siendo brutalmente reprimido. La principal fuente de información que nos alerta de la masacre que se está cometiendo es el Observatorio de Siria por los Derechos Humanos, organización que, pese a su nombre, se encuentra en Londres. Muchos de los corresponsales que informan de lo que está sucediendo en ciudades como Homs lo hacen desde Israel. ¿Son estas fuentes fiables? ¿Existe algún interés oculto que nos pudiera hacer pensar en otro caso de guerra desinformativa?

Recientemente han sido publicadas declaraciones del Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea de los EEUU, el General Norton Schwartz, anunciando que el Pentágono ha estudiado las tres posibles rutas aéreas que permitirían lanzar un ataque con bombarderos israelíes para destruir las instalaciones nucleares de Irán. Dos largas trayectorias desde Israel, atravesando el espacio aéreo turco y saudí, y una tercera sobrevolando Jordania e Irak.  Esta última, la más corta, es la única que permitiría alcanzar las instalaciones subterráneas de Natanz y debido al peso de la munición a utilizar, bombas antibúnker de más de una tonelada de peso cada una, los más de 100 cazas necesarios deberían llevar una carga de combustible ligera y repostar en vuelo tanto a la ida como a la vuelta. Esta inmensa operación de repostaje precisa de control absoluto del espacio aéreo entre Israel e Irán; es por esto que un régimen aliado de Irán en Siria constituye una complicación, si no un impedimento, para el ataque.

¿Y qué hay de los periodistas que denuncian desde Homs los bombardeos a la ciudad?

El periodista independiente francés y presidente-fundador de la Red Voltaire y de la conferencia Axis for Peace, Thierry Meyssan, ha afirmado a través de un artículo que los periodistas retenidos en el distrito de Baba Amro, en la ciudad siria de Homs, “están en manos de los rebledes sirios, quienes impide su evacuación por parte de la Media Luna Roja Siria”.”Los periodistas no están en libertad de decidir lo que hacen sino que se hallan detenidos o presos”, ha agregado.

Así mismo ha desmentido los bombardeos sobre población civil:  “Las Fuerzas Armadas utilizaron lanzacohetes múltiples solamente de forma excepcional y por un periodo de tiempo extremadamente corto, únicamente para destruir varias posiciones de tiro, y no han vuelto a utilizarlos desde el 13 de febrero”.

Pero todos vimos la primavera pasada las imágenes de los manifestantes sirios pidiendo transformaciones democráticas. ¿Eran un montaje?

Según un comunicado del Partido Comunista Sirio (partido de oposición al régimen de Al-Asad) en Siria surgió un movimiento de protesta que «puso en evidencia algunos de los graves problemas de la vida política en Siria». El régimen de Al-Asad atendió a estas protestas promulgando «tres leyes: la anulación de las leyes de emergencia, la anulación del Tribunal de Seguridad del Estado y la legalización de las manifestaciones pacíficas.» Fue entonces cuando aparecieron «bandas armadas atacando al ejército y la policía, y saqueando instituciones públicas y privadas.»  Estos grupos terroristas, que se oponen a las reformas democráticas anunciadas, «admitieron haber recibido dinero y armas de fuentes externas para perpetrar sus ataques.»  Según medios de comunicación de países no alineados con la OTAN estos manifestantes apoyan hoy a su presidente y son asesinados sí, pero por los terroristas rebeldes.

¿Quién dice la verdad en esta guerra desinformativa? ¿Qué buscan defender EEUU y sus aliados con la intervención militar en Siria: los derechos humanos o sus intereses estratégicos? Una cosa es segura. Ya nos están llegando las fotos. ¿Cuánto tardarán en enviarnos la guerra?

Comments

comments

Share.

Leave A Reply