Comunicado de Ina Stana Rebigan, compañera rumana miembro de la Asamblea Popular de Alcorcón 15-M

0

Los rumanos estamos indignados por la mala gestión de un país entero. Desde 1989, están gobernando los mismos políticos, que han robado y arruinado nuestra industria. Rumanía apenas produce (ya que así lo pide la Unión Europea), por lo que no se puede desarrollar.
Rumanía no tiene una verdadera democracia. Los medios de comunicación son censurados, y la situación es peor que en los tiempos de los comunistas. El Muro de Berlín ha caído, pero se están levantando otros muros. A los rumanos se nos impide la entrada en otros países europeos, por motivos racistas.
La Unión Europea, la FMI y las grandes corporaciones han contribuido a arruinar nuestra industria, sanidad, educación y nivel de vida. Rumanía es rica en recursos humanos y minerales. Ríos, bosques, salida al Mar Negro, transporte comercial por el Danubio: estos recursos podrían ofrecer a la población rumana una vida decente, pero los grandes oligopolios no tienen ningún interés en las personas. Los sueldos en Rumanía apenas llegan a 250 euros mensuales.
Exigimos la retirada de las tropas rumanas de los conflictos internacionales (mi país forma parte de la OTAN).
Exigimos a la UE, al FMI y a las grandes empresas que paguen la crisis que han provocado, y de la que nos responsabilizan a los ciudadanos, clase obrera y jubilados.
Exigimos confiscar la riqueza de los ricos y crear puestos de trabajo y sueldos dignos, al nivel de Europa.
Los rumanos no queremos ser los esclavos del siglo XXI. No queremos que Rumanía siga siendo el basurero de Europa, ni un país del tercer mundo. Hay que luchar para la nueva revolución y por una verdadera democracia.
Gracias por permitirme estas palabras en Ágora.
Ina Stana Rebigan
Asamblea Popular de Alcorcón 15-M

Comments

comments

Share.

Leave A Reply