Ciudadano de un nuevo mundo

0

 

Víctor González Hidalgo (http://desde-tu-recuerdo.blogspot.com.es/).-Admirable persona debe ser el que murió por una causa; pero más admirable es el que rompió su bandera, para alzar la bandera de la libertad. Siempre alguien se ha encargado de denunciar y revelarse ante lo establecido, “ahora ese alguien somos nosotros”. En cada persona surgen dudas y nadie sabe a dónde nos dirigimos, pero todo el mundo sabe que estámos dando pasos equivocados, porque nuestros pasos siguen el camino de la desesperación. Continuamente se no están cerrando caminos, parece que no hay salida a una sociedad que sólo da valor a las personas por cómo contribuyen a ella; ahora mismo parece que sólo te da nombre el trabajo, y si no tienes trabajo es como si no tuvieras vida.

Según esto me atrevo a afirmar que nos están quitando la vida, sí señores; además de romper las familias, adueñarse de las viviendas, quieren que dejemos de pensar, que no actuemos. Nos están quitando la cultura, porque saben que el ignorante no responderá a la opresión del estado, nos quieren mantener callados porque saben el poder de nuestras palabras. Por eso la mejor forma de luchar es tener una cultura, ese sentirse identificado con unos valores por los que volcarse a una causa. Ahora mismo hay una causa que nos afecta a todos y que nos hace separarnos de cualquier estado, porque ante todos somos personas y queremos vivir como personas seguras de si mismas; pero para ello se nos tiene que asegurar el derecho a ser personas, a poder disponer de una vivienda, a poder optar al trabajo que queremos, y al fin al cabo a que dentro de nosotros sigan brillando deseos, sueños por alcanzar. ¡Hagamos que todo sea posible!

Como buen defensor del ser humano creo que todo marcha bien; los políticos son personas, los perros maúllan, los gatos ladran, la democracia es democracia y el pueblo su enemigo. Acaso no es esto la ilusión que nos hacen contemplar, la negativa que “manifiestan” a que veamos la vida de otra manera, el optimismo que sólo lleva a que seamos más ingenuos, haciendo creer que si nos manifestamos somos enemigos del estado, y lo que en realidad somos son víctimas del estado. No les importa destruir la felicidad de algunos para el provecho de otros, señores políticos negando lo evidente lo hacéis más evidente todavía. Vosotros no estáis en un despacho para solucionar la crisis del estado español, estáis para vivir como reyes, esto es; sacar el dinero del cajón del pobre, para meterlo en el cajón del rico, así el rico sigue siendo más rico todavía, y el pobre todavía más pobre.

Pero aquí no termina el sufrimiento, además se encargan de poner leyes al pobre para mantenerle ocupado y distraído, mientras que la única ley del rico es seguir siendo rico sin renunciar a que el otro sea un poquito menos pobre, si él es un poquito menos rico.

El beneficio de unos por el perjuicio de todos, esto y sólo esto es lo que quieren de nosotros, no les importan para nada nuestros sueños. Todo este mundo está creado para

que unos se encarguen de sustentar la vida de otros, este mundo está creado de una mentira, pero nosotros podemos construir uno de verdad. ¡Podemos crear un nuevo mundo!, porqué nosotros ya no queremos seguir engañados, y no nos sentimos ciudadanos de este mundo. “Somos ciudadanos de un nuevo mundo”.

Comments

comments

Share.

Leave A Reply